Después de cinco meses de búsqueda, la Policía bonaerense capturó a Mulita, un peligroso delincuente que arrastraba una orden de detención desde septiembre del año pasado.

Desde entonces se realizaron varios allanamientos en viviendas de la ciudad de La Plata y sus alrededores, pero el prófugo cambiaba de domicilio periódicamente, haciendo que los operativos tuvieran resultado negativo.

El joven, de 20 años, está acusado de diversos robos a pizzerías y de varias tentativas de robos a repartidores de casas de comidas.

Finalmente, Mulita fue capturado cuando caminaba por las calles del barrio Los Hornos: efectivos de la Comisaría Tercera lo vieron a la altura de la calle 157, entre 58 y 59, y procedieron a la detención, llevándolo luego a la seccional, donde quedó a disposición de la Justicia.

Interviene en la causa la UFI número 1, del Departamento Judicial de La Plata.

Así detenían a Mulita