Pese a que ocurrieron en dos localidades mendocinas distintas, los salvajes homicidios estarían relacionados. Dos hombres murieron en Luján y Maipú, donde se sospecha hubo intento de venganza. A las 5.30 de la mañana de este domingo un hombre de 31 años, llamado Vicente Miyicay, murió en el barrio Huarpes III, en Luján (en la zona conocida como Triple Frontera).

Al hombre lo hallaron tirado en la calle con dos heridas de bala. Una en la cara y la otra en la ingle. El homicidio fue en 9 de Julio e Ituzaingó. Además de dos vainas servidas calibre 40, hallaron un envoltorio de cocaína, según fuentes policiales. Pero pese a que se pensó que se trataba de un hecho aislado, otro crimen ocurrido horas después hace suponer a los investigadores que todo estaba relacionado.

A las 15.15 ingresó al Hospital Paroissien, de Maipú, un adolescente de 17 años con una herida de bala en el tórax. El joven murió pocos minutos después. Según reconstruyeron los pesquisas en base a testigos, Joel González, la víctima de ese homicidio, estaba en la vereda de su casa del barrio Soberanía, de Maipú. Allí le dispararon a quemarropa. El autor de los disparos circulaba en una moto, acompañado por otra persona.

Los vecinos marcaron al supuesto homicida porque lo conocían y aseguran que se trató de una venganza. Al parecer se trata del hermano del hombre que había sido asesinado durante la madrugada en Luján. "Según testimonios de vecinos, el autor de este hecho sería un joven de 24 años, hermano de la víctima fatal del homicidio ocurrido a las 5.30 en el Barrio Huarpes III, de Luján", explicaron desde la policía.

Los dos hechos, tras estas preliminares informaciones, tendrían vinculación y la justicia sospecha que los crímenes ocurrieron por un ajuste de cuentas por comercialización de drogas. Los uniformados redoblaron la vigilancia en las zonas donde sucedieron los episodios de sangre, para evitar que ocurran nuevos hechos luctuosos.