El padre de Abril Sosa (4), la niña asesinada en Córdoba, aseguró este martes que el hombre detenido por el crimen de su hija "tiene la mente muy enferma" y hasta lo ayudó a buscarla mientras se hallaba desaparecida.
 

"Tiene la mente muy enferma"
 


Además, en declaraciones a la prensa, Cristian Sosa, negó que el crimen esté vinculado a un ajuste de cuentas por su pasado con las drogas y agregó que el detenido Daniel Ludueña (35) había concurrido a su casa a ayudarlo a pintar y hasta compartieron comidas juntos.

El padre de Abril contó que Ludueña lo ayudó a buscar a su hija "'cuando él la tenía. No sé en qué cabeza cabe una cosa de éstas, de venir a golpearte la espalda y decirte ’ya va a aparecer'", y consideró que esa actitud es de una "mente muy enferma".



Respecto de los antecedentes del detenido, el hombre explicó que la policía le dijo que "había abusado de su sobrino y lo había matado, que abusó de su hermana también". Sin embargo, explicó que cuando se hallaban en plena búsqueda de su hija no sabían de los antecedentes de Ludueña.

"Él venía a casa, me ayudó a pintar mi casa. Compartíamos una cena, un almuerzo"


"Él venía a casa, me ayudó a pintar mi casa. Compartíamos una cena, un almuerzo, no sé qué mente tan enferma podía tener este hombre para hacer semejante cosa", dijo.

Ante una consulta, el padre de la niña asesinada negó que la muerte de su hija esté relacionada con un ajuste de cuentas por su pasado con las drogas y denunció que fue atacado por policías que creían que él y su esposa tenían que ver con la desaparición de la niña.

"La policía me pegó porque pensaban que yo o mi señora teníamos que ver" 



La policía "me pegó el domingo porque pensaban que yo o mi señora teníamos que ver. Ahora no aparece ninguno. No me acuerdo el nombre del oficial que me pegó. Pero quiero aclarar que no ha sido ningún ajuste de cuentas", dijo.