Luego de intensas horas de búsqueda, este lunes por la mañana fueron encontrados sin vida dos hermanos, de 11 y 13 años respectivamente, que habían desaparecido después de meterse a nadar en un arroyo en Entre Ríos, ubicado a 22 kilómetros de la ciudad de Paraná.

Los dos menores, oriundos de la capital entrerriana, habían ido a pasar el día junto a su familia cuando desaparecieron cerca de las 18:15 del pasado domingo en el arroyo "Las Conchas", a unos 1.000 metros del Puente "La Picada", a la altura del kilómetro 461 de la Ruta Nacional 12.

Los cuerpos fueron encontrados este lunes por la mañana (El Once).

Respecto a lo sucedido, los familiares de las víctimas señalaron que los dos menores ingresaron a las aguas del arroyo para refrescarse de las altas temperaturas, pero desaparecieron de la vista a los pocos minutos.

Personal de la comisaría de la localidad de La Picada comenzó una búsqueda por la zona hasta cerca de la medianoche del domingo, con poca visibilidad y lluvia torrencial, por lo que retomaron este lunes por la mañana la búsqueda, con la participación de buzos tácticos, personal de Bomberos Zapadores, personal policial especializado y de la Guardia de Infantería Adiestrada policial (GIA).

Entre las 8:30 y las 9 horas de este lunes, los buzos especializados hallaron los cuerpos de ambos menores a pocos metros del lugar del accidente, por lo que la fiscal de turno ordenó el traslado a la Morgue de Oro Verde para realizar la autopsia.

Raúl Menescardi, jefe de Policía de la departamental Paraná, señaló en relación al lugar donde ocurrió el triste hecho que el ingreso al arroyo "es muy playo" pero que, "a pocos metros, se encuentran pozos de hasta unos 7 metros de profundidad".

"Anoche (el domingo) el agua estaba calma pero, con la lluvia importante, hubo movimiento, aunque no hay una correntada fuerte", destacó Menescardi en diálogo con medios locales.

Ver comentarios