Grave imputación. Entre 15 y 20 alumnas y egresadas denunciaron abusos del coordinador contratado para los campamentos de sus estudiantes en distintos lugares del país, en el Instituto Dr. Dalmacio Vélez Sarsfield, escuela de la institución de Liniers. Dos de ellas hicieron la presentación formal ante la Justicia, mientras que el club dispuso separar al coordinador de los estudiantes y suspender los campamentos previstos para lo que resta del año.

En la carta, las alumnas y egresadas exigen que se implementen talleres de Educación Sexual Integral en los que los estudiantes puedan formar parte del diseño curricular, y en los que los profesionales a cargo sean idóneos. Algunas de las jóvenes narraron los ingratos momentos vividos: "En Misiones una noche me dijo que cuando se fueran todos a dormir, vaya a su cabaña a dormir con él, para estar cómoda en su cama. No fui. No creí que fuera necesario porque era ahí donde se encontraba mi límite. Empezaron los abrazos, los besos frecuentes en el cachete, me hablaba en el oído, me dedicaba canciones y hacía comentarios. Comentarios sobre mi cuerpo, sobre mis pechos, siempre había una ocasión para eso. En el viaje de ida a Misiones, me quedé dormida en el descanso de la escalera del micro y Roberto me llevó hasta uno de los asientos de la planta baja para que duerma más cómoda. En un momento de la noche me desperté porque sentí que alguien me estaba acariciando las piernas y los labios con sus dedos, era Roberto aprovechándose de la situación. Yo no hice nada porque tenía mucho miedo y todos dormían, incluso yo hasta ese momento era muy chica y tampoco era consciente de lo que estaba pasando".

Desde la Dirección General de Acceso a la Justicia detallaron que la causa es seguida por el Juzgado Nacional Criminal y Correccional N°33 y la Fiscalía Nacional Criminal y Correccional N°7, y que se solicitó la intervención de la Dirección de Orientación, Acompañamiento y Protección a Víctimas (DOVIC) y la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM).

Desde el área de Legales del club aseguraron que dos egresadas del instituto ya presentaron una denuncia judicial por los hechos referidos en la carta, y que hay dos menores de edad -todavía alumnas- a las que el club les brinda asesoramiento legal y asistencia psicológica.