Amenazaron de muerte a los dos fiscales que llevan adelante la investigación que involucra al fundador de la banda narcocriminal " Los Monos", Máximo "El Viejo" Cantero, y a otras 21 personas por balaceras y extorsiones cometidas en noviembre de 2021 en Rosario. Fue a través  de una llamada telefónica.

“Si el Viejo Cantero no sale en libertad, habrá plomos para todos. Fierros y balas nos sobran”, advirtió una mujer, desde un teléfono con característica de Buenos Aires.

Exigió que “el señor Cantero tiene que salir hoy en libertad”.

El fiscal general de Santa Fe, Jorge Baclini, aseguró que los fiscales Valeria Haurigot y Franco Carbone fueron "amenazados" mediante una llamada realizada ayer a la mañana a la línea 911.


"Fue una amenaza en particular y en general", dijo Baclini a la prensa   y agregó que por lo que "inmediatamente la seguridad de los fiscales y de sus familias fue reforzada" .

Tanto Haurigot como Carbone participaron de la audiencia imputativa que, bajo extremas medidas de seguridad, se realizó  en el Centro de Justicia Penal de Rosario con "El Viejo" Cantero y otros 21 acusados presentes.

La diligencia fue por la jueza Valeria Pedrana y está previsto que desde el Ministerio Público se pidan las prisiones preventivas para los detenidos.

Según surge de la investigación, que llevó seis meses, las 22 personas imputadas participaron en ataques a balazos contra dos estaciones de servicio en la semana previa a las elecciones generales.

Hubo más balaceras a las estaciones que no pudieron ser probadas, pero se sospecha que estuvieron a cargo de la misma banda.

También fueron acusados de atacar las escuelas Crisol y Santa Isabel de Hungría, el 14 de noviembre pasado, el mismo día de los comicios generales legislativos; y se les imputó una extorsión.

El Viejo Cantero es el de Ariel, el “Guille”, que está preso en el penal federal de Marcos Paz, donde acumula condenas, pero sigue controland. la organización narco.

 Crónica Policiales: todas las noticias de hoy