La hermana de Rocío Villarreal, la sargento que recibió un balazo que le afectó una vértebra este lunes en la comisaría 1a.de San Justo, aseguró este martes que la mujer “se está recuperando y evolucionando bastante bien” y que confía en que “va a volver a caminar”.

"Como nos dijo el médico ayer, hay una mínima esperanza. Somos creyentes y creemos que ella va a volver a caminar”, dijo este martes Silvina Villarreal en declaraciones al canal de noticias C5N.

"Ella se está recuperando, evoluciona bastante bien de la herida abdominal, pero el problema es lo de la vértebra. Los médicos nos dijeron que para eso hay que esperar”, explicó.

Sandra Aldrey, una de las médicas de guardia del Centro Médico Fitz Roy del barrio porteño de Palermo donde está internada Villarreal, señaló que la agente está “compensada, su estado clínico es favorable, sigue con pronóstico reservado y sin fiebre”.

"La bala ha lesionado la vertebra dorsal 12 y el daño de la columna es importante, tiene lesiones severas”, apuntó al difundir el último parte sobre el estado de la agente policial.

Aldrey explicó que Villarreal recibió un único balazo que “le rozó su brazo, ingresó al abdomen y lesionó el hígado, el riñón y el diafragma” y que el proyectil “quedó alojado en la columna” vertebral de la suboficial.

La hermana de la víctima, aseguró que tanto ella como el resto de su familia está “en estado de shock” por lo que le sucedió a su hermana y se quejó de que no se puede salir a trabajar por la inseguridad.

"Nosotros estamos todos mal, mi familia está mal, mis padres están mal. Lo único que nos importa es ella y su hija de tres años. Somos una familia de laburantes, mis padres son laburantes, somos una familia muy unida, mi mamá y mi papá están destrozados, estamos todos en estado de shock”, explicó.

En tanto, dijo que su hermana “es una chica de 25 años que tiene un carácter muy especial. Nos criamos juntas, yo soy la mayor y siempre estuvimos juntas. Es una chica alegre, superdivertida, hoy tenía programada una salida con su hija y mi nene y hoy estamos así. Tiene toda una vida por delante y ahora no sabemos qué va a pasar”.

Más tarde, Mario Schusterhoof, director médico del Centro Médico Fitz Roy de Palermo, donde la suboficial está internada, ratificó hoy en ese parte médico que el pronóstico para la paciente es reservado.

"Está ubicada en tiempo y espacio. Está muy bien, se siente bien, esperanzada, contestando todas las preguntas. Está tranquila, sedada por supuesto", dijo el médico.

Pero aclaró que Villareal "tiene distintas lesiones graves en distintos órganos" ya que una bala “entró por la tetilla derecha, hizo un recorrido enorme, hizo daños por todos lados".

Precisó que ese proyectil "recorrió hígado, riñón, diafragma, pulmón y llegó a la columna que es lo más grave que hizo y lo que más preocupa".

"La bala pasó la columna a nivel de la vértebra dorsal 12, la destruyó y pasó hacia atrás, al lado de la médula. Afortunadamente parece que no lesionó la médula, pero lo que sí le hizo daño fue el calor de la fricción al pasar y algunas esquirlas o pequeños trozos de huesos al destruir el cuerpo vertebral", explicó.