Un policía de la Ciudad de Buenos Aires fue agredido con el elemento cortante cuando realizaba su labor en el cruce de las arterias Eva Perón y Guamini.

El oficial herido fue estabilizado en el Santojanni.

El oficial Sebastián Veliz, que estaba de servicio realizando un control de tránsito, sufrió una herida cortante en su brazo izquierdo cuando detuvo, tras una breve persecución, a dos malvivientes que se desplazaban a bordo de un Volkswagen Fox color rojo, patente JNZ-377

El incidente se originó cuando se les solicitó a los ocupantes del vehículo la documentación personal y del rodado. Fue en ese momento cuando los sospechosos se muestran hostiles y se trenzan en una lucha con el personal interventor. En esas circunstancias, uno de los masculinos extrae de entre sus ropas un cuchillo de cocina con el cual produce una herida cortante en la muñeca izquierda del oficial Veliz, la cual le provocó un gran derrame de sangre. Tras lo sucedido se sumaron uniformados de la comisaria 48, logrando reducir y detener a los masculinos en cuestión.

Móviles de la Comisaría 48 y Comisaría 52, en virtud de la herida provocada al efectivo policial, realizaron rápidamente un cordón sanitario para luego trasladarlo al Hospital Santojanni, lugar donde lograron detener la hemorragia y compensar al damnificado. Una vez estabilizado, Veliz fue reubicado en el Hospital Churruca.

Por su parte, el juzgado Criminal y Correccional N° 11, Secretaría N° 133, dispuso que se labren actuaciones por "atentado, resistencia a la autoridad y lesiones por arma blanca", resultando imputados los ocupantes del coche, Néstor Giuliani y Luis Alberto Godoy, éste último ya contaba con un pedido de captura, por "robo agravado por el uso de arma de fuego", desde septiembre de 2017.

Traslado. La sangre que perdió Veliz a bordo del patrullero. 
Así fue trasladado el efectivo de la Ciudad.

 

Veliz. El oficial siendo estabilizado en el nosocomio.