La chica caminaba hacia un establecimiento educativo de nivel secundario cuando fue interceptada por dos sujetos a bordo de un auto de color blanco, quienes luego de introducirla por la fuerza al vehículo, y posterior traslado hacia una zona alejada fue vejada.

Al tomar conocimiento del hecho, la fiscal Dra. Belkis Alderete de turno de la Unidad Fiscal de delitos contra la Integridad sexual tomó las medidas de rigor del caso y solicitó el traslado de la menor al Ministerio Público Fiscal donde se le brindó la contención psicológica adecuada para luego ser  revisada por un doctor del cuerpo médico forense del Poder Judicial.

Por otra parte, la fiscalía solicitó a la policía un informe pormenorizado respecto a las de las cámaras de seguridad de las zonas aledañas donde se produjo el hecho a fines de identificar el automóvil y los autores de este aberrante hecho, según india Nuevo Diario Web.

Hasta el momento la jovencita no pudo dar mayores precisiones de lo sucedido, por lo que la Justicia espera la realización de cámara Gesell para avanzar en la investigación.