Santiago Mazzini, el abogado que fue detenido, tras estar prófugo por atropellar y matar al piloto Julián Giménez en agosto pasado fue indagado por homicidio simple, aunque se negó a hablar. 

El imputado de 37 años, quien se encuentra arrestado en los calabozos de la DDI de San Isidro, se conectó vía remoto con el fiscal Martín Gómez de la UFI Vicente López Este, donde no dijo más que aportar sus datos personales, después de que le hicieron conocer sus derechos se negó a prestar declaración y aclaró que eventualmente presentará su descargo por escrito. En el transcurso de 30 días el fiscal podrá formular ante el juez la prisión preventiva del imputado.

El Código Penal establece entre 8 y 25 años de prisión por el delito del que se lo acusa: homicidio simple.

Mazzini, de 37 años, atropelló y mató a Giménez en Vicente López luego de una discusión de tránsito y se mantuvo prófugo hasta esta el viernes, cuando fue detenido tras pasar 94 días prófugo. En octubre, ante la falta de información para dar con su paradero, el Ministerio de Seguridad Bonaerense ofreció una recompensa de hasta cuatro millones de pesos para quien lo entregara.

Fue arrestado tras una serie escuchas telefónicas en la casa de su hermano en la zona de Don Torcuato por efectivos de la DDI de San Isidro de la Policía Bonaerense.

El abogado, según efectivos que fueron parte del operativo de su captura, se refugiaba con su novia, quien está embarazada de al menos cuatro meses.

El incidente, que días después derivó en la muerte del piloto, ocurrió el 4 de agosto a plena luz del día, 16:30 horas. El abogado conducía su camioneta negra marca Jeep por el cruce de la avenida San Martín con Ayacucho cuando comenzó una discusión de tránsito con Giménez, de 29 años, que hacía pocos meses se había recibido de piloto comercial.

Las cámaras de seguridad del municipio muestran la discusión que mantuvieron. Sin embargo, el desenlace se produjo segundos después cuando ambos cruzaron las vías de la estación Florida del tren Mitre.

Según se puede ver en los videos, que resultaron claves para la Justicia, Giménez golpeó el espejo retrovisor izquierdo de la camioneta con su mano e, inmediatamente, Mazzini lo arrinconó contra la vereda y lo atropelló. Tanto la moto como su conductor quedaron atrapados debajo de las ruedas de la Jeep. Luego, huyó.

Una mujer que pasaba por la zona llamó al SAME. El piloto fue internado en el hospital Vicente López y luego derivado a la Clínica Olivos. Agonizó por 20 días pero, tras varias operaciones, murió a causa de las lesiones.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy