La localidad bonaerense de Juan María Gutiérrez, en el partido de Berazategui, se convirtió en escenario de un dramático y aberrante suceso, ya que un grupo de personas, en una acción de justicieros, intentó linchar ayer a un individuo que había emborrachado a su hija, de 13 años, para luego violarla. Efectivos policiales detuvieron al sujeto en forma preventiva.

Voceros del departamento judicial de Quilmes revelaron a cronica.com.ar que el hombre, de 44 años, fue apresado por los servidores públicos del Comando Patrulla (C.P.) de Berazategui en una finca situada en calle 77, entre 121 y 122, en el citado distrito y en las inmediaciones del denominado arroyo Baldovinos, en el sur del conurbano provincial.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, en esos momentos, un grupo de personas había empezado a rodear el mencionado inmueble con el objetivo de linchar al sospechoso, en un acto de justicia por mano propia.

Trascendió que los uniformados se apersonaron en dicho lugar al haber recibido una denuncia al número telefónico de emergencias 911, la cual hacía mención a la violación sufrida por una menor.

Se determinó que los hechos comenzaron el sábado pasado cuando el individuo y la chica concurrieron a la vivienda de un grupo de amigos del hombre, donde se cree que la adolecente había sido obligada por su progenitor a ingerir bebidas alcohólicas, hasta emborracharse.

 

En su narración, la piba sostuvo que se quedó dormida en el lugar y que luego se despertó en el domicilio habitado por su padre, quien en esos momentos había empezado a violarla.

Ya en la jornada ayer, el sujeto llevó a su hija a la casa de una de sus tías, pero repentinamente la menor consiguió abandonar la vivienda, para de inmediato dirigirse rápidamente hasta la finca de uno de sus hermanos, a quien le narró el bestial episodio. Este último habría sido la persona que se ocupó de denunciar la terrible situación.

Pericias realizadas luego a la víctima por los integrantes de la Delegación Quilmes de la Policía Científica posibilitaron certificar la veracidad de lo que había sido denunciado en el expediente penal.

Miembros de la comisaría de Juan María Gutiérrez (3ª de Berazategui) se ocupan de investigar lo ocurrido.

 

Se asegura que la piba reside junto a su madre en la localidad bonaerense de Mar de Ajó y que hacía tres años que la adolescente no veía a su padre.

Autoridades de la Estación de Policía de Berazategui se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo”, el doctor Alejandro Marcelo Ruggeri, fiscal de la Unidad Funcional N° 8 -temática de Delitos Contra la Integridad Sexual-, de los tribunales de Quilmes.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios