En la localidad bonaerense de Berazategui, un delincuente murió este martes a raíz de la graves heridas que padeció al caer del techo de un lubricentro, cuando intentó desvalijar una vivienda en compañía de dos cómplices, que lograron darse a la fuga.

Voceros del departamento judicial de Quilmes revelaron que el occiso fue identificado como Néstor Silvera, de 43 años.

Trascendió que el hecho se produjo a las 4.10, cuando los tres individuos trataron de ingresar, con fines de robo, a una finca situada en avenida 14 entre 106 y 107, en el citado distrito, para lo cual treparon a la parte superior del establecimiento comercial.

Pero repentinamente el techo cedió ante el peso de Silvera, quien cayó al vacío y padeció terribles heridas en la zona del cráneo, que le provocaron el fallecimiento casi de manera instantánea.

Momentos después, los compinches de Silvera abandonaron el cadáver frente al Hospital Mi Pueblo, en Florencio Varela.