Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Dos ladrones asesinaron a balazos a un joven de 20 años, hijo de una suboficial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, en un cruento suceso se registró el sábado en el oeste del conurbano bonaerense. Los criminales, que fugaron, son buscados de manera intensa por los efectivos policiales.

Al respecto, los voceros revelaron a cronica.com.ar que la víctima del hecho fue identificada como Alan Bravo, de 20 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo cuando los dos malvientes armados interceptaron al muchacho para robarle el auto deportivo, un Peugeot RCZ que había comprado hace apenas una semana, cuando circulaba en el cruce de Pedro Goyena y Las Heras, en jurisdicción de Lomas del Mirador.

Se cree que el joven se resistió a ser asaltado y que, por este motivo, los individuos lo atacaron a disparos.

Bravo perdió la vida mientras era trasladado de urgencia al Hospital Doctor Alberto Balestrini, en la localidad bonaerense de Ciudad Evita, en el oeste del Gran Buenos Aires.

Trascendió que la víctima era hijo de Paola Sosa, quien resulta ser miembro de la policía provincial.

Efectivos destinados en la comisaría de Lomas del Mirador realizan diferentes procedimientos en esa zona, con el objetivo de establecer el paradero de los responsables del asesinato.

Los ladrones no se robaron el Peugeot RCZ que se compró la víctima la semana pasada.

Por su parte, los expertos de la Policía Científica llevaron a cabo una serie de pericias en el escenario del crimen.

Intervinieron la causa los funcionarios de la Unidad Temática de Homicidios de los tribunales de La Matanza.

POR F.V.