Cinco delincuentes ingresaron a una vivienda de la localidad bonaerense de Ituzaingó, y aprovechando que no estaba el dueño de la misma, robaron alhajas, dineros y algunos objetos con total tranquilidad, no sin antes golpear a la esposa de este hombre, maniatar a la empleada doméstica y a un albañil que estaba trabajando en la casa. Como si esto fuera poco, le robaron el perro a la hija del matrimonio, quien desde ese momento no para de llorar y pidió por favor que "le devuelvan a la mascota", hasta que en las primeras horas de hoy el animal "volvió" a su casa.

El hecho tuvo lugar a las 12 de ayer, cuando Gabriel (dueño de la vivienda) se fue a su trabajo con el auto, y esto fue el detonante para que los cinco delincuentes que estaban "campaneando" la situación, ingresen a la casa ubicada en la calle Carabobo al 2000.

Los malhechores barretearon la puerta y dividieron sus acciones, ya que mientras algunas reducieron a un albañil que estaba en el fondo trabajando, otros maniataron a la empleada doméstica y alguno restante le propinó algunos golpes a la propietaria para que dijeron donde estaba el dinero.

Tanto a la dueña como a su hija (de 9 años), las llevaron al primera piso, en tanto, a los otros dos maniatados los mantuvieron en la planta baja. En las cámaras de seguridad de la casa, se ve como los delincuentes a cara descubierta se manejan con mucha tranquilidad para cometer el ilícito.

Gabriel comentó que "me fui cerca de las 12 y esto hizo que una persona ingrese a la casa, tal vez, barreteando la puerta. Ahí comenzaron a entrar los otros, agarraron a mi hija, mi mujer y la señora que hace los trabajos domésticos. Me mudé hace tres meses y la zona era tranquila hasta que pasó esto. En esta casa no hay plata, somos laburantes, de hecho estoy terminando de hacer la casa y me prestaron dinero para seguir. Le pegaron unas cachetadas a mi mujer para ue diga donde hay playa y todo esto con mi nena llorando y pidiendo que se vayan".

"Lo que más me duele es que mi nena es muy activa y le compramos un perro (raza Pug, macho de dos años) para que juegue con él, y ahora se lo robaron y mi hija no para de llorar para que se lo devuelvan. Estamos desesperados para que vuleva el perro. A todo esto la policía nunca vino, sólo vimos un policía del barrio que me tomó los datos. Recién a las 21 vino gente de Policía Científica para ver las cosas", agregó el hombre.

Lo cierto, es que los sujetos se escaparon a bordo de un Peugeot 206 y un Chevrolet Astra con el perro, que en las pirmeras horas de hoy volvió con su familia.

Ver más productos

San Félix de Valois, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Félix de Valois

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos