Un hombre fue detenido e imputado en Río Cuarto, Córdoba, acusado de zamarrear a su bebé de tres meses hasta matarlo. Los investigadores establecieron que la criatura falleció por una "violenta sacudida".

Gonzalo Gambero, de 33 años, llegó al Nuevo Hospital San Antonio de Padua, con su hijo en estado de coma. Pedrito falleció poco después por lo que se conoce como caso "shaking baby" o "síndrome del niño sacudido". 

La madre del bebé y otros familiares pidieron Justicia a través de Facebook luego del fallecimiento del pequeño. 

El hecho ocurrió el 22 de agosto del año pasado, pero recién ahora fue imputado y detenido luego de la última serie de peritajes. 

El viernes fue indagado, pero se negó a declarar. Gambero habría sido el último que estuvo con el bebé, horas antes de que se descompensara. Se investigó a otras personas del entorno, como una empleado, pero el hombre resultó el principal sospechoso debido a las lesiones que provocaron la muerte, según informó La Voz. 

Luego de la autopsia, los estudios del equipo de medicina forense habrían constatado en el cuerpo del pequeño una "tríada" que confirmaría el diagnóstico: hematoma subdural, hemorragia en retina y edema cerebral.

Los especialistas explicaron que las sacudidas violentas son muy peligrosas en los niños pequeños ya que su cerebro aún no ocupa toda la caja craneal y al ser zarandeado sufre daño.