La acusada fue escrachada en las redes sociales. (Captura)

La mujer imputada por el delito de "homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa" a raíz de un video en el que se ve como maltrata y amenaza de muerte a su hijo de dos años en la localidad bonaerense de Ituzaingó, ya tenía antecedentes violentos con otros dos hijos que hace años abandonaron su casa, informaron fuentes judiciales.

Este jueves por la mañana, el titular de la Unidad Fiscal de Investigación N°5 de Morón, Claudio Oviedo, solicitó estudios psicológicos y psiquiátricos para la acusada, al tiempo que se supo que en los próximos días le tomará testimonio a familiares y a su ex marido, quien tiene la tenencia provisoria del nene agredido.

La acusada, identificada como Gabriela G., ya había sido denunciada por tener conductas violentas contra sus otros dos hijos, que tienen 15 y 18 años y que hace algunos años abandonaron la casa que habitaban junto a su madre debido a la violencia a la que eran sometidos, explicaron fuentes policiales.

El video que muestra los maltratos fue grabado por la niñera de F., Karina Sanguine, el pasado fin de semana en una quinta ubicada en la zona de Las Cabañas, en la localidad de Parque Leloir, partido de Ituzaingó, a la que la agresora se había mudado junto al niño quince días atrás, según expresó a la policía el padre de Gabriela G.

"El nene era muy cariñoso conmigo, cuando yo llegaba venía y me abrazaba y la mamá le decía 'no busqués refugio'. Siempre lo zamarreaba fuerte, yo le decía que lo podía lastimar y ella me decía que no me meta", relató esta mañana a periodistas la niñera.

Karina dijo que "ella no me dejaba usar el celular pero yo le decía que lo necesitaba prendido por mis hijos. El 7 de abril fuimos a la quinta, el nene le rompió el celular y a ella le agarró un ataque de nervios, le empezó a pegar y se lo llevó al baño y le dijo que lo iba a ahogar".

"Te voy a matar y voy a terminar presa. Te voy a arrancar la cabeza hijo de puta"
, fueron algunos de los insultos que le propinó la madre de acuerdo al registro fílmico de casi tres minutos en el que la mujer zamarrea y golpea al pequeño. 

 

 


Sanguine indicó además que "en ese momento yo saqué el celular y empecé a filmar para que quedara una prueba de lo que ella le hacía a F; después se lo saqué de las manos y se lo llevé al papá porque no sabía qué hacer".

El papá del niño, Claudio J., que está separado de Gabriela, al ver el video se presentó en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Hurlingham y radicó la denuncia, que fue derivada a la fiscalía de Morón.

Sobre el momento en que recibió el video de manos de Karina, Claudio aseguró hoy a la prensa que "no lo podía creer, quería salir corriendo, no me importaba la perimetral", sin brindar detalles de los motivo de esa restricción judicial. 

Al respecto, el fiscal Oviedo dijo a TN que "hay que investigar ese expediente abierto por presunta violencia familiar; tal vez sea una creación de la imputada. No pareciera que el violento sea el padre". 

"Karina me contuvo, no me quedó otra que hacer los pasos correspondientes", agregó Claudio sobre la presentación de la denuncia. 

El secretario de Desarrollo Social de Hurlingham, Héctor Rouillet, reveló que el pequeño tenía moretones, pero no lesiones de gravedad y que al ser llevado ante el padre, el niño "corrió a abrazarlo y se puso contento". 

"El padre vive a pocas cuadras de la casa de su ex pareja y dijo que no estaba al tanto de lo que le pasaba a su hijo", dijo el funcionario.

El fiscal Oviedo ordenó este miércoles la detención de Gabriela tras tomar declaración a la niñera, ver el video que subió a las redes sociales y recibir el informe médico que corroboraba las heridas leves en el niño.

Anoche, la agresora quedó alojada en la comisaría de la Mujer de Ituzaingó luego de que se negara a declarar, y que fuera imputada por el delito de homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa.

 

 

 

Fuente: Télam