Por Fernando Vázquez
fvazquez@fvazquez.com.ar

Como saldo de una violenta discusión que se registró en la localidad bonaerense de Villa Rosa, en el partido de Pilar, un hombre de 42 años fue salvajemente asesinado a cuchilladas por su hijo, de 19, a quien después las autoridades policiales lograron detener a 300 metros del escenario del ilícito. Gente de la zona asegura que el criminal agredió a su progenitor a raíz de que el hombre le señalaba que tenía que trabajar.

Los voceros de los tribunales de San Isidro revelaron a Cronica.com.ar que la infortunada víctima fue identificada como Martín Facundo Benítez, de 42 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo en una humilde finca situada en Maipú al 1500, entre Manuel Belgrano y Bartolomé Mitre, cuando el sujeto y el muchacho, llamado Luis Javier Benítez, de 19 años, entablaron una acalorada reyerta porque el joven se negaba a trabajar.

Repentinamente, el homicida se apoderó de un arma blanca y, de inmediato, atacó sin piedad a su familiar en varias partes del cuerpo.

Trascendió que el progenitor del asesino tuvo que ser trasladado de urgencia al Hospital Central Juan Cirilo Sanguinetti, en el citado distrito, aunque luego el paciente dejó de existir como consecuencia de la gravedad de sus heridas.

Posteriormente los pesquisas policiales destinados en la comisaría de Villa Rosa (6ª de Pilar) apresaron a Luis Javier a 3 cuadras del escenario del crimen y además le incautaron, entre sus ropas, el cuchillo utilizado en el terrible ilícito.

Intervino en la causa, que fue caratulada "Homicidio", la doctora Paula Valeria Oyola, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 2 de Pilar, dependiente del departamento judicial de San Isidro.