Un policía de Tucumán fue asesinado de un balazo en la cabeza por dos delincuentes que le robaron la moto en la que circulaba por la autopista Sur de la provincia junto a su esposa, quien también resultó herida, y por el hecho detuvieron a dos sospechosos, informaron fuentes de la fuerza.

El hecho sucedió alrededor de las 0.30 de este sábado en la autopista Sur a la altura del Parque Industrial, ubicado en la capital tucumana, y la víctima fue identificada como Marcelo Ruesja, quien prestaba servicio en la Guardia Urbana de la provincia.

Según informaron los voceros, el policía manejaba una motocicleta Yamaha 125 por la autopista acompañado por su esposa, Alejandra Farías, cuando de repente fueron interceptados por dos personas armadas en otra moto.

Uno de los delincuentes, que según trascendió vestía un buzo rojo, abrió fuego contra la pareja, hiriendo de muerte a Ruesja y en la pierna izquierda a su mujer.

Los agresores se dieron a la fuga con la moto y con el arma reglamentaria del efectivo, quien fue trasladado al hospital Centro de Salud, donde habría ingresado sin vida.

Fuentes policiales informaron que en las últimas horas fueron detenidos dos sospechosos en el barrio Villa 9 de julio, ubicado en la zona este de la capital tucumana, y quedaron a disposición de la justicia a la espera de que se les practicara las pruebas de dermotest para constatar su relación con el hecho.

 

Por su parte, los voceros señalaron que la mujer del policía muerto se encuentra fuera de peligro.

Ruesja es el tercer policía asesinado en lo que va del año en la provincia de Tucumán, ya que en la madrugada del 13 febrero murieron al ser baleados desde el interior de un auto en el parque 9 de Julio los agentes Sergio Páez Gonzáles (44) y Cristian Peralta (37) cuando realizaban un operativo.

Fuente: Télam