Se trata de Antonio Patricio Zabala, un docente de escuela primaria de 34 años, fue hallado muerto en su departamento que alquilaba, ubicado en el centro de la ciudad de  Mendoza.

El joven tenía atados los pies y manos, un calzoncillo en su boca y una bolsa de nylon en la cabeza.

Si bien la primera hipótesis apuntaba a un homicidio, las pericias y los investigadores encontraron algunos indicios y una publicación que hizo el hombre en Facebook que podría resolver el caso.

El dueño del departamento, quien se lo alquilaba al profesor temporalmente, fue quien llamó al 911 al ver por la ventana el cuerpo del hombre tendido.

Según los peritos, el cadáver no presentaba lesiones visibles y las ataduras que tenía en sus manos no estaban firmes, por lo que no se descarta que se las haya realizado él mismo.

El último mensaje de Facebook que escribió Antonio fue: "Gracias a cada uno de ustedes. Amo a mi familia y mis amigos y compañeros".