Un empresario de Gualeguay, provincia de Entre Ríos, se encuentra desaparecido. Su rastro se esfuma a pocos pasos de la camioneta en la que circulaba y fue encontrada cerrada con llave.

"El vehículo no tiene signos de violencia que nos haga presumir algún delito. Se investiga la activación del celular y si realizó alguna llamada", precisaron desde la Policía.

"Se baja de la camioneta, camina unos pasos y el rastro desaparece", explicó el jefe Departamental de Policía de Gualeguay, Marcos Schmunk, sobre la desaparición del empresario Omar Benvenutto, ocurrida el viernes por la noche.

El funcionario policial reveló que la camioneta Toyota Hilux color champán apareció estacionada al costado de la Ruta 12, mirando hacia Gualeguay, a la altura de la estancia Monte Alegre.

"El vehículo estaba intacto. Limpio, con la alarma puesta y pocas cosas en su interior. Sólo hallamos un celular marca Nextel que Benvenutto suele utilizar en Buenos Aires. El que usa acá no estaba", aseveró Schmunk en declaraciones a LT38.

El empresario se dirigía, de acuerdo a la denuncia hecha el domingo por la mañana, hacia la localidad de Mansilla con la intención de tramitar el comodato de un galpón. Hacia allí habría salido el viernes por la noche, pero nadie sabe qué pasó en el camino.

"La familia nos dice que no era un hombre de subirse a cualquier vehículo, por eso es extraño", relató el jefe policial, revelando que las cámaras arrojan que salió solo en su camioneta. "El vehículo no tiene signos de violencia que nos haga presumir algún delito", agregó, remarcando que "en la zona se hizo un rastrillaje amplio y no se encontró nada. Hoy lo vamos a repetir pero no hay ningún rastro de Benvenutto".

Schmunk también contó que "antes de salir hizo un paso por el domicilio de su madre en calle Palacios y luego siguió el recorrido habitual para quien se dirige hacia la zona de Galarza. Se investiga la activación del celular y si realizó alguna llamada. La familia descartó cualquier situación forzosa, porque no ha habido llamado ni nada que se le parezca. Él era reacio a subirse al auto de una persona que no conociera".

Consultado sobre si Benvenutto pudo haber llevado dinero para alguna transacción comercial, el jefe de Policía también lo rechazó.

El hombre es dueño de una fábrica de tubos de GNC, una de las empresas más importantes de la zona. Este domingo se inició un operativo de búsqueda con canes y un helicóptero.

La familia radicó una denuncia que derivó en la intervención de la jueza de Garantías Alejandra Gómez y del fiscal Ignacio Telenta.

El expediente fue caratulado de momento como "averiguación de paradero" y Telenta se constituyó en los Tribunales locales para recepcionar testimonios de familiares y allegados a Benvenutto. También se conoció que se requirieron informes a la firma prestadora de telefonía celular a la que el empresario estaba abonado.