Nahir Galarza se muestra apática durante las audiencias del juicio que la juzga por el homicidio de su novio Fernando Pastorizzo. Si embargo, tuvo contados momentos en los que no pudo contenerse. El primero fue cuando lloró el día en que arrancó el juicio, luego cuando le gritó "¡qué mentirosa!" a Silvia, la madre de la víctima y el lunes, cuando los fiscales empezaron a desmenuzar el contenido de los celulares de Pastorizzo y Galarza.

"Si usted muestra ese video va a ser el responsable de que yo me suicide". Así Nahir irrumpió de manera brusca en la sala donde se lleva a cabo el juicio, e increpó al fiscal Sergio Rondoni Caffa ante la posibilidad de que se exhiba un video íntimo de ambos que estaba en el teléfono de Pastorizzo. 

"¿Es necesario que muestre ese video? ¿Por qué lo quiere mostrar?" dijo Galarza cuando ya habían finalizado las seis horas de audiencia. Nahir había salido compungida poco antes, mientras declaraba Jorge Reyes, perito de Gendarmería Nacional que realizó actuaciones sobre los teléfonos celulares.

Fue el querellante Juan Carlos Peragallo quien requirió la exhibición de un “video íntimo” obtenido de la “nube” del correo de Gmail de Pastorizzo. La intención es reforzar la teoría del vínculo que había en la pareja con la intención de que eso agrave la pena. Ante este pedido, Nahir lloró y su abogado pidió que se retirase pese a que los jueces entendieron que era certero observar la prueba sin presencia de terceros.