Una joven denunció a su ex pareja, identificada como Mauricio Baldovino, por haberla abusado sexualmente y por haberle “enseñado a violar” a su hijo de 11 años, quien luego abusó a la hija de la denunciante .

" Luli " , la madre de la niña abusada por el menor de edad, contó, en diálogo con el programa de Esteban Trebucq, en Crónica HD, que no puede "entender cómo" pudo suceder este triste episodio. En el mismo instante en que la joven comenzó su relato, explicó que "no era fácil" dar razones de lo sucedido, ya que ella también vivió "en carne propia" otro abuso sexual a los ocho años, por parte de su tío, quien la violó durante dos años.

"Sentí que mi hija volvió a repetir mi historia. Hoy estoy luchando por las dos, pero estoy cansada de que mi familia lo defienda (a Baldovino ), es algo que no se puede entender" , dijo la chica, que detalló que fue abusada a los 8 años. En ese sentido, tanto el hombre que la violó a ella, como el que violó a su hija están libres. Según aclaró la joven madre, ella también era violada por parte de su ex novio cuando no quería tener relaciones sexuales.

Con respecto a los daños psicológicos que le provocaron las violaciones, Luli explicó que estuvo medicada durante mucho tiempo, ya que sufría de una fuerte depresión. "Con la ayuda de psicólogos pude salir adelante", sostuvo la mujer, quien se lamentó de volver a pasar por esta aberrante situación a través de su hija.

"Quiero creer que es el final de todo esto, porque no se puede vivir así", expresó, luego de quebrarse en un llanto desgarrador.

Luli contó que está sola y no tiene contención familiar, ni institucional. Además, afirmó que perdió a su madre a los 11 años. Luego de aquella tragedia, su papá se quedó con la tutoría. Sin embargo, lejos de ser un padre afectivo, la joven contó que sufrió todo tipo de vejámenes de su parte.

“Mi papá nos maltrataba, nos pegaba, era un enfermo. Tiene varias denuncias por la familia de mi mamá, pero la Policía nunca hizo nada", manifestó Luli, entre lágrimas. "Desde ese momento (la muerte de su madre) me maltrataba y mis dos hermanas se tomaron el palo y me dejaron sola con mi papá y mis hermanitos, hasta que cumplí 14 años y no aguanté más. Esa noche, mi papá estuvo a punto de matarme y me escapé de mi casa", agregó.

La denunciante criticó que su padre no les garantizaba la educación secundaria, ya que le decía a ella ya sus hermanos que "una manga de burros" y que los libros no les iban a "dar de comer nada" .

Pese a las adversidades, Luli trabajó desde los 14 años porque nunca quiso depender de nadie. Sin embargo, ahora está sola y hasta el momento ninguna autoridad apresó al violador, que trabaja como personal de la Gendarmería Nacional y que todavía goza de una injusta impunidad.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy