Sandra Zapata es la mamá de Paula Martínez, la joven que en 2016 fue violada por entre cinco y siete hombres a la salida de una fiesta en Florencio Varela. Desde ese episodio, la joven tuvo múltiples intentos de suicidio. El último de ellos ocurrió esta semana, y por dicho episodio se encuentra internada en el pabellón de salud mental de Melchor Romero.

Su mamá, desesperada, relató su calvario y el de su familia en diálogo con  Crónica HD. "Mi hija está internada, su salud mental no está bien. Está contenida pero el pedido de ayuda es porque esto se podía evitar", relata conmovida. Sandra denuncia porqué los psiquiatras que la asistieron "no la llevaron a internar antes".

Sandra contó que el primer intento por terminar con su vida, arruinada por esta manada que la ultrajó en una camioneta tras drogarla, fue cuando la fiscal de la causa no le creyó. Además, contó que desde un primer momento no le realizaron el protocolo de violación como corresponde, y todo eso "a ella le generó esta situación mental"

"Cuando el patrullero la lleva a denunciar lo hizo a la comisaría 2 y no a la Comisaría de la Mujer. No le hicieron los hisopados ni exámenes de sangre cuando ella dijo que la habían drogado", denunció. Paula logró identificar a cinco de los siete agresores. De ellos, quedaron tres detenidos: los demás están prófugos.