Un joven fue asesinado a balazos y otras cinco personas, entre ellas un niño de 9 años, sufrieron heridas al quedar en medio de un tiroteo en Rosario en el marco de la violencia narco que se vive en la ciudad santafesina y que recrudeció en los últimos días.

El hecho ocurrió este sábado a la noche, cerca de las 21, en Vélez Sarsfield y Magallanes, en el barrio Ludueña, en el noroeste rosarino, donde se produjo un ataque a tiros contra un punto de venta de drogas, por lo que sospechan que el móvil del ataque sería un ajuste de cuentas entre bandas dedicadas al tráfico de estupefacientes.

 

Según las fuentes, la balacera provocó la muerte de Esteban Fernando "Chuchu" Cuenca, un joven que integraba un grupo que vendía empanadas para participar del Mundial de Potrero que se disputa en la ciudad santiagueña de Pinto.

A su vez, otras cinco personas resultaron heridas, entre ellas un niño de 9 años que recibió un roce de bala en un tobillo.

 

Las fuentes señalaron que Cuenca ingresó fallecido al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA), donde los médicos constataron que presentaba impactos de bala en tórax e ingle; mientras que cuatro de los heridos fueron trasladados al Hospital Alberdi y el menor al Hospital de Niños Zona Norte.

La causa es investigada por el fiscal de Homicidios Adrián Spelta y la principal hipótesis de la pesquisa apunta a que la balacera se desencadenó cuando una banda repelió el ataque a tiros contra el punto de ventas, y que las personas baleadas no tenían nada que ver con esa disputa.

 

Este hecho ocurrió cerca de donde el jueves oasado se produjo otro tiroteo en el marco de una presunta guerra entre grupos antagónicos que se disputan el control del territorio.

Ver comentarios