El lunes último fue un día conmocionante en Rosario: hubo cuatro crímenes. Ese primer día de agosto la serie de homicidios incluyó como víctima a un chico de 13 años, quien jugaba al fútbol en las divisiones inferiores del Club Atlético Rosario Central. El nene fue asesinado de un tiro en el pecho en medio de una balacera entre bandas de narcotráficantes.

A las 22.45 de este martes, un joven de 25 años fue atacado a balazos frente a un taller mecánico de Forest al 7500, en la zona noroeste de la ciudad santafesina. Ingresó a los pocos minutos con un tiro en la cabeza en el Policlínico San Martín, desde donde fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA).

El pibe falleció en el HECA a la 1.10 de este miércoles producto de la herida que le provocó el proyectil, informaron fuentes del caso consultadas por SinMordaza.com.

Según pudieron reconstruir policías de la subcomisaría 22, la víctima, identificada como Gabriel Ariante, estaba en la calle cuando fue sorprendido por los disparos de un hombre a pie. El desconocido escapó tras el ataque, cuya causa se trataba de esclarecer este miércoles.

Por orden de la fiscal de Homicidios Dolosos en turno, Gisella Paolicelli, se le practicó a la víctima un dermotest y se realizó el decomiso de sus prendas de vestir. 

De esta manera, ascendió a cinco la cantidad de crímenes en el departamento de Rosario en agosto y a 170 en lo que va del año. Según el Observatorio de Seguridad Pública de Santa Fe (OSP), el primer semestre fue el más violento de la historia. Entre enero y junio se sumaron 140 muertes, 21 por ciento más en comparación con 2021.

En las últimas dos semanas hubo una víctima cada 19 horas. La lista incluye tanto casos registrados en la ciudad como en Villa Gobernador Gálvez y Pérez.

Víctimas cada vez más jóvenes

El relevamiento de hechos marca que las víctimas de hasta 19 años representan el 24,5 por ciento de los casos. Entre los más impactantes, tres bebés de un año: dos nenes y una nena. También, una chica de 6 años y 14 adolescentes de 13 a 17 años.

El sicariato es el método más utilizado en los crímenes que se producen en la ciudad más poblada de Santa Fe. No sólo las víctimas son cada vez más jóvenes: también lo son los homicidas.

A la par de los asesinatos durante los últimos días, también se produjeron ataques a tiros contra empresas, como la fábrica La Virginia y el corralón Razzini Materiales, que fueron baleados entre el domingo y el lunes.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios