Según contó Laura, su hija subió a un auto del servicio de transporte  Uber y en medio del viaje sintió que se le empezó a dormir el cuerpo, rápidamente atinó a bajarse del vehículo y se fue como pudo hasta la guardia del Hospital Naval para que la atiendan. La mujer, aclaró que ya realizó la denuncia policial a pesar de que no pasó a mayores la situación.

“Yo vivo en San Justo y cuando me llamó ella estaba en Palermo y se estaba yendo al hospital. Eso fue cerca de las 16, pero recién la atendieron a las nueve de la noche y en los análisis que le hicieron no salió nada”, contó la mujer. 

La mujer, relató que “cuando la vi a mi hija parecía totalmente drogada y me dijo que estaba como en una nube” que se mostró enojada con las médicas que la atendieron porque le dijeron que no había nada que indicara que su hija fue drogada.

“Pasaron muchas horas entre que fue al hospital y le hicieron los análisis, por eso no salió nada. Yo agarré un papel que ella tenía y se me adormeció la mano, pero las médicas me dijeron que la burundanga no aparece en el papel y se rieron cuando se los conté”, agregó.

La madre de la chica comentó también que tiene la foto del auto en el que viajó su hija y que denunció en Uber lo ocurrido. Aún no ha obtenido respuestas.