Gisella. Será sometida a una autopsia para conocer cómo murió.

Una adolescente de 17 años que se había ausentado de su casa el pasado viernes fue encontrada muerta en un paraje situado al sur de la capital tucumana, y en base a  las lesiones detectadas los investigadores sospechan que fue víctima de un femicidio, informaron fuentes policiales.

La denuncia por la desaparición de Gisella Tatiana Núñez Valdez fue realizada por la madre de la joven, quien se presentó en la comisaría de la localidad de Monteros cuatro horas después del hallazgo del cuerpo, del cual aún no había sido notificada ya que se desconocía la identidad de la víctima.

Norma Núñez dijo a la policía que no había denunciado la desaparición antes porque su hija solía ausentarse de la casa por varios días, agregaron las fuentes.

La mujer fue entonces convocada para reconocer el cuerpo encontrado horas antes en el paraje El Rincón, ubicado a la vera de la ruta provincial 324, entre las comunas de Arcadia y de Santa Lucía, que resultó ser el de su hija.

El hallazgo se produjo el miércoles a la tarde cuando un grupo de trabajadores realizaba tareas en una finca y vieron el cuerpo entre unas cañas, por lo que de inmediato alertaron a la policía.

Los médicos forenses que analizaron el cadáver en la escena constataron que presentaba hematomas y que aparentaba tener el cuello fracturado, por lo que se sospecha que la joven fue asesinada y se aguardan los resultados de la autopsia para establecer las circunstancias y constatar si fue víctima de un ataque sexual, añadieron los voceros.

La madre de la víctima contó que Gisella había salido de su casa el viernes en su bicicleta y que nunca regresó.

Los investigadores están ahora abocados a establecer cuales fueron los últimos movimientos de la adolescente y procuraban encontrar la bicicleta en la que se movilizaba.

La causa es investigada por el fiscal Jorge Carrasco, del Departamento Judicial de Monteros.

Fuente: Télam