La fiscalía penal de La Plata pidió la prisión preventiva para el médico urólogo acusado de abusar sexualmente de sus pacientes durante la consulta, informó una fuente judicial.

Se trata de Pablo Francisco Colaci, de 44 años, quien fue detenido el mes pasado en La Plata luego que dos pacientes denunciaran lo que les sucedió ante la fiscal del Crimen de La Plata, Betina Lacki.

Tras hacerse público el hecho, más víctimas se presentaron en los tribunales y la fiscal amplió la acusación por 17 casos, aunque el pedido de prisión preventiva solicitado hoy al juez de Garantías platense Pablo Reale, se concretó en base a los dos primeros abusos por los que había sido detenido.

Colaci fue indagado en las últimas horas por los nuevos casos y reiteró su inocencia, asegurando que los denunciantes “confundieron” su práctica de tocamiento peneano, que utiliza para diagnóstico y obtención de muestras de semen, con una masturbación.

El urólogo está imputado por “abuso sexual gravemente ultrajante para la víctima por las circunstancias de su realización” (15 hechos) y otros dos casos por “abuso sexual con acceso carnal, agravado por resultar un grave daño en la salud de la víctima”, y es por estos dos últimos casos que se le pidió hoy la prisión preventiva.

La detención de Colaci se produjo en la Clínica De la Rivera, en la calle La Merced 286, del municipio Ensenada, donde se secuestró una notebook, un teléfono celular y ficheros de pacientes.

Los investigadores reunieron indicios para sospechar que el 27 de marzo de 2015, en uno de los consultorios de esa clínica, Colaci aprovechándose de su profesión “en circunstancia que atendía a un paciente mayor de edad por un control de rutina sobre la próstata, abusó sexualmente del mismo”, de acuerdo a las fuentes.

La víctima contó que “lo hizo acostar boca arriba, le bajó los pantalones y calzoncillos y se le sentó al costado para reclinarse sobre su cuerpo y colocarle una crema y gotas en su pene, comenzando a realizar maniobras de masturbación”.