La Policía allanó una vivienda de la localidad bonaerense de Necochea donde funcionaba de manera clandestina una carnicería que vendía mercadería robada y en malas condiciones de preservación.

El operativo fue realizado por el Comando de Patrulla Rural de General Alvarado, junto a sus pares de Lobería. El procedimiento sirvió para encontrar más de 350 kilos de cortes vacunos, sin rótular y guardados en distintas heladeras ubicadas en un garage.

La investigación se había iniciado hace dos semanas, luego de que vecinos de un campo a la vera de la ruta 88, en el límite entre General Alvarado y Lobería, hicieran una denuncia por hurto de ganado. En el episodio desaparecieron dos vacunos de la raza Aberdeen Angus, de unos 400 kilogramos de peso.

Según comprobaron los agentes fiscalizadores, las condiciones de preservación de la mercadería eran deficientes. Además no había sellos ni remitos que avalaran el origen de la mercadería, lo que ratificó las sospechas que habían originado el operativo.

En el lugar se encontraron también balanzas y otros elementos que daban a entender que la mercadería era fraccionada y comercializada. En el allanamiento fue detenido un hombre de 57 años, que luego fue liberado aunque sigue a disposición de la fiscalía bajo la imputación de encubrimiento.

También en el lugar se secuestraron dos escopetas, una de ellas calibre 14, otra 16 y una carabina 22, junto con varias municiones. Se presume que las armas podrían haber sido utilizadas en ocasión del hurto de los animales.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy