Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

El cadáver salvajemente degollado y acuchillado de un hombre de 49 años apareció en la vivienda habitada por el sujeto, en un tremendo suceso que se registró en la localidad bonaerense de Presidente Perón. La mujer del individuo argumentó que planeó asesinar a la víctima, en colaboración con su hija y la pareja de la chica porque se hallaba cansada de las constantes amenazas del hombre. Por tal motivo, el trío fue detenido por las autoridades de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de La Plata.

Voceros del departamento judicial de La Plata revelaron a cronica.com.ar que la infortunada víctima fue identificada como Andrés Pezko, de 49 años.

Trascendió que el hecho se descubrió en una humilde finca sitiuada en San Miguel del Monte al 1700, en el citado distrito, donde los integrantes de la comisaría de Presidente Perón localizaron el cuerpo sin vida del sujeto, que yacía degollado en el baño y que además presentaba otras heridas cortantes en la región torácica.
 

Karina Rosana Fernández, de 46 años y esposa de Pezko, había señalado que ella había encontrado el cuerpo sin vida, aunque luego, tras romper en llanto, confesó que en realidad ella había planificado el asesinato junto a su hija, de 16, y en complicidad con el novio de la menor, de nombre Alan Martín Ariaga, de 20, porque estaban cansadas de la amenazas de Pezko.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, se estableció que la piba había sujetado a su padre y que su pareja lo había agredido con una filosa arma blanca, hasta provocarle la muerte.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada “Homicidio triplemente agravado”, la Unidad Funcional N° 1 de Presidente Perón, y el doctor Miguel Risso, titular del Juzgado de Garantías N° 8 del dependiente de los tribunales de La Plata.