Ocurrió en un centro de capacitación de Chubut.

Un pastor evangélico acusado de abuso sexual contra cuatro mujeres con retraso madurativo, a quienes les daba clases de panadería en un centro de capacitación, se entregó esta mañana en Trelew tras mantenerse prófugo durante cinco días, informaron fuentes policiales.

El individuo, identificado con las iniciales S.O.Ch., de 41 años, se desempeñaba como instructor de panadería del Centro de Amigos y Padres de las Personas Discapacitadas Mentales (CAPDIM) de Trelew hasta la semana pasada, cuando abandonó la vivienda en la que vivía.

"El individuo se entregó por sus propios medios acompañado por su abogado y se encuentra haciendo los trámites de rigor ante la fiscal en jefe de Trelew, María Tolomei", dijo el jefe de la Brigada de Investigaciones de la Policía de Chubut, Mauricio Zabala.

El imputado, que lidera una congregación evangélica en la zona, fue denunciado la semana pasada por los familiares de las presuntas víctimas tras escuchar el relato de una de las celadoras.

La preceptora fue al baño porque una de las alumnas se demoraba y la encontró con los pantalones bajos y con el imputado en la escena, reveló la comisario Laura Mirantes, jefa de la comisaría de la mujer.

"Hay tres denuncias que vienen de la semana pasada y una cuarta que estoy tomando ahora (por esta mañana), vinculadas con el mismo proceder", explicó Mirantes, quien confirmó que de las cuatro denuncias tres son de abuso simple y una con acceso carnal.

El CAPDIM es un centro de asistencia y contención de personas con capacidades diferentes a las que se educa a través de cursos de distinto tipo, con salida laboral, de allí la existencia de varios talleres de oficios, entre ellos el de panadería que impartía S.O.Ch.

Las víctimas cuentan entre 32 y 45 años pero su edad mental es de entre 7 y 8 años, explicaron los directivos del establecimiento, quienes se manifestaron consternados por la denuncia y por la respuesta del abusador, quien dijo a la celadora cuando fue sorprendido que "tengo impulsos irrefrenables", según consta en la denuncia.

Marcelo, hermano de una de las víctimas, indicó que "si algo tengo que agradecer es que no estaba ahí, porque no sé cómo hubiera reaccionado" frente a la situación, que se ventiló en una reunión de padres y familiares que se realizó el viernes pasado tras lo cual S.O.Ch.
desapareció de su domicilio sin dejar rastros hasta esta mañana.

El mismo viernes se allanó la vivienda del acusado sin ningún resultado, aunque todo indicaba que el buscado se fue de urgencia porque "ni había alcanzado a llevarse los documentos", según revelaron fuentes de la investigación.

Desde la fiscalía se informó que la audiencia de control de detención se realizará hoy mismo, en horas de la tarde, aunque no será pública por las características del delito y para preservar la identidad de las víctimas.

Los investigadores consultados aseguran que los abusos denunciados son por casos relativamente recientes, pero que sospechan que hechos similares ocurren desde varios meses atrás.
 

Fuente: Télam