Separaron del cargo al  comisario David Casas, segundo jefe de repartición, tras recibirse la denuncia por parte de una detenida que declaró que el funcionario abusaba de su compañera de celda. Según el testimonio, los hechos habrían ocurrido en la cocina de la dependencia en donde se alojaba.

Sin embargo, la mujer involucrada sostuvo que se trataba de sexo consentido, que se daba fuera del calabozo en el marco de una “relación amorosa". 

A pesar de esto, se procedió a la investigación de acuerdo a la denuncia de Rosa Martignoni, que está detenida como acusada de haber arrojado de un edificio a un chico de 7 años con Síndrome de Down, hijo de su pareja.  . 

Sobre el caso, el titular de Asuntos Internos, Guillermo Berra, indicó que Casas fue separado del cargo hasta tanto avance la investigación, luego de que se presentara la denuncia el martes pasado.

El caso es investigado por la fiscal Betina Lacky, quien ordenó el traslado de las dos mujeres a otra dependencia y que se investigue si el consentimiento declarado por la involucrada directa está viciado.