Un adolescente, de 13 años, protagonizó un alarmante accidente doméstico cuando hirió de gravedad a su hermano, también menor de edad, con un disparo de arma de fuego. Todo sucedió en la provincia de Córdoba y los padres fueron citados a declarar para esclarecer el caso que pudo terminar en una tragedia. 

De esta manera, un chico que manipulaba un arma de fuego dentro de su casa terminó pegándole un tiro a su hermano de 16. El adolescente sufrió heridas en el rostro y en el cuello, por las cuales tuvo que ser internado en un centro de salud de Río Cuarto, donde se recupera fuera de peligro.

 

Puntualmente, todo el dramático suceso tuvo lugar el viernes, dentro de una vivienda de la calle Tomás Anchorena, en la mencionada ciudad cordobesa. Las primeras versiones señalan que ambos hermanitos estaban manipulando un arma de fuego que se encontraba en la casa donde viven.

En este sentido, se puede precisar que los menores de edad tenían un revólver calibre 32 en su poder. Un arma que estaba cargada y en un momento se disparó accidentalmente hiriendo al mayor de los hermanos de Córdoba.

Como se indicó, la bala le pegó al chico de 16 años y le provocaron heridas importantes en el rostro y en el cuello. En un primer momento, recibió atención por el servicio de emergencias médicas y luego fue trasladado rápidamente al Hospital San Antonio de Padua, en la misma ciudad cordobesa.

 

Tras conocerse el accidente, fuentes de la Departamental de la ciudad del sur provincial confirmaron a El Doce que el disparo fue efectuado por el hermano del herido.

Sin embargo, el pibe herido ya se encuentra fuera de peligro, según informaron los médicos que están a cargo de su cuidado. Por último, podemos mencionar que el caso quedó en manos del Ministerio Público Fiscal (MPF), que ya citó a declarar a los padres de los hermanos.

El trágico accidente de Bautista

Por otra parte, como bien se informó, en Córdoba se lamentó una trágica noticia este viernes. Se trata del fallecimiento de Bautista, un nene de 10 años, que estuvo dos días internado en grave estado tras haberse atragantado con un chupetín.

Este caso ocurrió el miércoles por la tarde en el Colegio Fasta Villa Eucaristica, a las afueras de la ciudad capital, cuando el pequeño, que cursaba quinto grado, estaba en el recreo jugando con sus amigos, cuando se cayó al suelo con la golosina en la boca y se le obstruyeron las vías aéreas, provocándole asfixia.

 

Ver comentarios