Una cámara de vigilancia de una vivienda particular capturó el momento en que Máximo Thomsen (20) corría desesperado hacia la casa donde estaban alojados tras asesinar a golpes a Fernando Báez Sosa (18). Minutos después, el resto del grupo lo siguió pero a un ritmo más tranquilo en Villa Gesell.

El registro, dado a conocer en las últimas horas, está incorporado a la causa y muestra a las 4.44 de la madrugada del sábado 18 de enero a Thomsen -imputado como "coautor" del crimen- corriendo a gran velocidad hacia el complejo de viviendas que habían alquilado. Tres minutos después, a las 4.47, puede verse al resto del grupo que pasaba caminando en la misma dirección.

De acuerdo a la hora, esta nueva grabación ocurrió luego del abrazo del grupo tras el ataque a la salida del boliche Le Brique, y previo a que Thomsen y Lucas Pertossi (19) cambiaran sus ropas para ir a comer una hamburguesa a un local de comidas rápidas.

Además la escena coinicide con el testimonio de Andrea Ramos, recepcionista del hotel Inti Huasi, en Villa Gesell, quien vio al grupo mientras finalizaba su turno en el hospesaje y luego los identificó como los rugbiers: "Los amigos le gritaban (A Thomsen) y él le daba como un caballo desbocado".