L a diputada nacional Marcela Campagnoli (Coalición Cívica-Buenos aires) se opone al proyecto para despenalizar el aborto y este martes lanzó una propuesta que tiene su costado polémico entre los especialistas médicos: "Podemos decirle a la madre que hoy la ciencia puede ayudarla, que la semana 20 o 21 de ese embarazo no deseado, se le saca el feto y se mantiene con vida en una incubadora y así sería una adopción prenatal", aseveró la legisladora en declaraciones radiales.

Asimismo, puntualizó que "tengo conocidas que han abortado y he acompañado espiritualmente a muchas a evitar ese trauma y poder dar a ese niño en adopción". En esa línea, pidió que "contengamos a esa madre hasta la semana en la que le podamos sacar ese niño de su vientre para que pueda tener vida", puesto que hay "un montón de familias que me han escrito: Por favor, piensen en los que tenemos que adoptar, que no tenemos hijos. También dennos una oportunidad para dar amor. La muerte nunca es una solución".

Posteriormente, al ser consultada sobre el proyecto de convertir el aborto en legal, seguro y gratuito, recordó: "Como siempre lo sostuve, incluso cuando fui concejal y funcionaria en Pilar, estoy a favor de la vida, para mí la solución a un embarazo no deseado no es la muerte". En otro momento, la diputada comentó que en el bloque de Cambiemos de la Cámara Baja hay opiniones divididas, pero prima la negativa por la despenalización del aborto, y luego solicitó que se trabaje fuertemente en la prevención de los embarazos no deseados y en la educación sexual en las escuelas: "Hoy no se está cumpliendo con eso", disparó.

"No podemos desechar a una persona que no se puede defender. Y no soy obtusa, sé que hay mujeres de bajos recursos que pierden su vida, pero en esos casos el Estado debe asistir y protegerlas para que puedan tenerlos y darlos en adopción", sostuvo. Consideró luego que "despenalizar el aborto sería un cachetazo muy fuerte para miles de familias que no pueden tener hijos".

Agregó además que "el aborto es un trauma que acompaña a la mujer durante toda su vida, por eso el Estado debe garantizar el apoyo psicológico para esas mujeres". Por otro lado, rememoró que "el proyecto se cajoneó 12 años y ahora nos merecemos un debate en serio con todas las voces y no a las apuradas".

La legisladora explicó que el proyecto pasará por las comisiones de Salud, Legislación Penal, Legislación General, además de "escuchar a los académicos", remarcó, y enfatizó que, "de aprobarse, debe contemplar que no se pueda obligar a un médico a romper el juramento hipocrático".

Finalmente, celebró la decisión del presidente Mauricio Macri de dar "libertad de conciencia" a sus legisladores, aunque el propio mandatario les expresó su postura en contra de la despenalización del aborto.