Los cambios en el Gabinete de ministros anunciados este viernes a la noche por la Casa Rosada apuntan a traer el oxígeno político que se venía reclamando desde el seno de la coalición oficialista. La derrota en las PASO del domingo 12; la dimisión del ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y la carta abierta de la vicepresidenta Cristina Kirchner fueron los desencadenantes del fuerte movimiento en el entorno del Presidente.

Sin embargo, De Pedro fue confirmado en su cargo, al igual que otros tres ministros que venían acumulando fuertes observaciones por parte del kirchnerismo: Santiago Cafiero, Martín Guzmán y Matías Kulfas.

Por qué siguen De Pedro, Cafiero, Guzmán y Kulfas

Podría decirse que la tensión entre el presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Kirchner se saldó de manera salomónica; ninguno de los dos entregó a sus alfiles más preciados. En el caso del primero, su gran ficha era Cafiero, quien mantenía la Jefatura de Gabinete contra todas las presiones. En un momento se barajó su desplazamiento al primer lugar en la lista de precandidatos a diputados, pero Fernández se opuso a desprenderse de él. Finalmente el Presidente accedió a la idea de Cristina Kirchner de incorporar en ese cargo al tucumano Juan Manzur, que podrá mantener más "lubricada" la relación con todos los gobernadores; pero logró mantener a Cafiero en el Ministerio de Relaciones Exteriores, en el que desembarcará en lugar de Felipe Solá.

de pedro
Aunque había presentado la renuncia, De Pedro fue confirmado en Interior.

La contrapartida es la continuidad de Wado de Pedro. Si bien su trabajo era bien visto desde todos los sectores, el propio De Pedro fue el primer ministro en presentar su renuncia, el miércoles por la tarde, con el visible propósito de forzar una renovación del gabinete. En un momento, una versión surgida desde la propia Casa de Gobierno anticipó que el Presidente había aceptado la dimisión. La novedad fue desmentida minutos después y finalmente uno de los mimados de Cristina Kirchner seguirá al frente de la cartera política.

También habían sido apuntados Martín Guzmán y Matías Kulfas. El ministro de Economía acumulaba críticas por su excesivo apego al orden fiscal y su renuencia a incrementar el gasto público para hacer repuntar la actividad económica. Sin embargo, continuará por dos razones: porque se le reconoce un alto nivel técnico y académico y porque es el interlocutor visible del Fondo Monetario Internacional. La propia Cristina, pese a sus críticas al rumbo económico, le dijo a Guzmán que no había pedido su alejamiento.

La solvencia técnica de Guzmán lo preservó al frente de Economía.

En el caso de Kulfas, de cuya cartera de Desarrollo Productivo depende la relación con los empresarios (y también los controles de precios), primó la opinión presidencial. Fernández entendía que no valía la pena reemplazarlo en un momento en el que, por fin, comenzaban a verse señales de reactivación en la producción. Por eso seguirá en su puesto.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos