La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, presenta un cuadro de apendicitis, por lo que debió ser internada en el Sanatorio Otamendi, de la Ciudad de Buenos Aires, donde será intervenida en las próximas horas.

Según confiaron fuentes cercanas al gobierno nacional, la ministra se encuentra "bien de ánimo" y será intervenida en el mencionado centro de salud de la Capital Federal, tras lo cual se emitirá un comunicado oficial sobre su evolución.

Cuando empezó a padecer inconvenientes de salud, la funcionaria nacional se encontraba en Mar del Plata, para encabezar el Consejo Federal de Salud (Cofesa). Luego se determinó que se trataba de apendicitis. De tal manera, voló de regreso a la Ciudad de Buenos Aires y, pese a que se encuentra bien, deberá ser operada de urgencia.

Su intervención en el Cofesa

En el primer tramo del encuentro que concluye este martes, Vizzotti había destacado que la Argentina lleva "casi 17 semanas consecutivas de descenso del número de casos" de Covid-19, con un nivel de internaciones por ese cuadro similar al de "junio del año pasado", lo que mencionó como un "número bajo y muy alentador".

Además, Vizzotti señaló que las medidas puestas en marcha por el Estado nacional permitieron "demorar el ingreso" de la variante Delta y "seguir retrasando la circulación" del virus. "Ese logro lo hemos conseguido con medidas oportunas del gobierno y un trabajo muy importante de las jurisdicciones", resaltó la funcionaria.

Junto a su par bonaerense,Nicolás Kreplak, Vizzotti subrayó que la semana próxima se superarán los "73 millones" de vacunas recibidas, debido a que se aguarda el arribo al país de "cinco millones" de dosis que se sumarán a las más de 67 millones ya disponibles. "Vendrán donadas por el gobierno de Canadá 550 mil dosis de AstraZeneca, 2,5 millones de dosis del convenio bilateral con AstraZeneca que están llegando durante la semana que viene y nos están quedando 1,1 millón de Sinopharm y otras 160.000 de Pfizer", puntualizó la funcionaria.