La viuda del secretario presidencial Daniel Muñoz, Carolina Pochetti, fue excarcelada en la causa conocida como "los cuadernos de la corrupción", confirmaron fuentes judiciales.

La medida la dispuso el juez federal Claudio Bonadio, instructor del sumario penal en el que Pochetti habría aportado datos para el avance de la investigación que el magistrado realiza con la intervención de los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo.

Las fuentes agregaron que el juez también ordenó excarcelar a Carlos Gellert, primo de Pochetti y supuesto intermediario para la compra de propiedades por millones de dólares en Nueva York y Miami, que luego fueron vendidas y los fondos derivados a cuentas bancarias en otros países.

LEÉ TAMBIÉN: Manzanares aportó nuevos nombres

Gellert, supuesto socio del fallecido secretario privado del fallecido presidente Néstor Kirchner, detenido desde hace tres meses, pidió ser considerado como "imputado colaborador" cuando declaró a mediados de enero y, como la viuda, brindó detalles de esas operaciones inmobiliarias y bancarias por unos 70.000.000 de dólares.

Pochetti fue detenida un mes antes, en octubre de 2018, a pedido de Stornelli y Rívolo, por las declaraciones que realizaron otros arrepentidos.

La mujer fue procesada hace dos semanas por el presunto multimillonario lavado de activos.
Los fondos corresponderían al pago de "retornos", parte de los cuales aparecen en las anotaciones en los cuadernos que realizaba el chofer Oscar Centeno.

En un primer momento se mantuvo sin informar al tribunal, pero luego, ante los fiscales, contó cómo se manejaba Muñoz con Kirchner y cuál era su relación con su esposa (dijo desconocer si trabajó para ella), la también ex presidenta Cristina Fernández.

Según Pochetti, Muñoz renunció en 2010, pero siguió concurriendo a la residencia presidencial de Olivos hasta que en octubre de ese año se produjo la muerte de Kirchner.

LEÉ TAMBIÉN: Detuvieron al empresario Marcelo D'Alessio por extorsión

La viuda del ex secretario presidencial contó también que pagó 10.000.000 de dólares al juez federal Luis Rodríguez, para que los favoreciera en una causa donde se había pedido que se investigara el patrimonio de Muñoz y Pochetti. 

Por esas declaraciones Rodríguez sumó en pocas horas varios pedidos de remoción en el Consejo de la Magistratura de la Nación.