El Gobierno anunció el pasado miércoles el lanzamiento de créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos de hasta 150.000 pesos, dependiente de la categoría, con un plazo de seis meses para empezar a pagarlo y que se podrá hacer en hasta 12 cuotas sin interés.

Desde la Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP), organismo a cargo de Mercedes Marcó del Pont, se informó que la posibilidad de solicitar un Crédito a Tasa Cero estará habilitada a partir de la última semana de agosto.

El universo potencial de los prestamos a tasa cero para monotributistas y autónomos es de 1.5 millones de personas, quienes podrán tramitar los créditos a través de la página web de la AFIP.

¿Cómo hago para solicitar el crédito a tasa cero?

- Los y las monotributistas podrán ingresar a partir de la úlltima semana de este mes a través del sistema en la página web de la AFIP, desde se podrán solicitar los préstamos.

- En la página de AFIP se deberá ingresar con clave fiscal y elegir el servicio “Crédito Tasa Cero”, en tanto que el sistema informará si el/la contribuyente califica para solicitarlo y el monto del crédito que le corresponde de acuerdo a su categoría de monotributo al 30 de junio (antes de la recategorización).

- En la web se visualizará si él o la contribuyente califica para solicitarlo y el monto del crédito que le corresponde de acuerdo a su categoría.

- Para el caso de la categoría “A”, el monto máximo del crédito será de $90.000, para la categoría “B” será de hasta $120.000 y para el resto de las categorías será de hasta $150.000.

- Por último, el solicitante deberá seleccionar la entidad financiera donde está emitida su tarjeta de crédito para finalizar el trámite.

- Quienes hayan accedido a un crédito a tasa cero el año pasado podrán acceder a un nuevo préstamo en 2021, aunque si el solicitante se encuentra en situación de mora, la entidad financiera destinará una parte del nuevo crédito a cancelar el saldo adeudado del préstamo anterior.

¿Cuáles son los requisitos que se exigen?

- No percibir un ingreso en relación de dependencia, ni jubilación, y no prestar servicios al sector público.

- Estar adheridos al monotributo y cumplir las condiciones establecidas por el Ministerio de Desarrollo Productivo.

- No estar en situación 3, 4, 5 o 6 en la central de deudores del Banco Central.