Cristina Fernández de Kirchner insistirá e irá a la Corte Suprema para remover al perito Eloy Bona, pese a que la Cámara de Casación le rechazó un recurso para llegar al Máximo Tribunal.

Bona, quien llegó a su puesto por concurso, es uno de los especialistas que debe determinar la existencia de fallas técnicas y sobreprecios en las obras concedidas en Santa Cruz a Austral Construcciones, de Lázaro Báez.

Esas presuntas irregularidades son las que se ventilan ante el Tribunal Oral Federal 2, el que confirmó la designación de Bona en el expediente, a la vez que calificó de "humorísticos" a sus tuits contra la vicepresidente.

Pese a que la defensa de Cristina alegó falta de imparcialidad del perito, el camarista de Casación Javier Carbajo le negó el acceso a la Corte Suprema, bajo el argumento de que su reclamo no estaba bien fundado y, además, no equivalía a una sentencia definitiva.

Ante el fallo adverso, la vicepresidente irá a la Corte mediante un recurso llamado "de queja" pero, mientras tanto, Bona seguirá actuando en la causa "Vialidad". En su momento, el perito se justificó diciendo que sus tuits, en los que descalificaba al gobierno de Cristina, la acusaba de saquear al Estado e incluso de un asesinato, cesaron antes de ser designado en el expediente, y que, en la mayoría de los casos, se trató de retuits de otros usuarios.