La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, se alegró este martes por la renuncia a la presidencia de la Corte Suprema de Justicia, tras 11 años, de  Ricardo Lorenzetti.

"Esto es un milagro, terminó la impunidad y la extorsión", afirmó la diputada, que mantiene un enfrentamiento con el juez de la Corte, a quien denunció en varias oportunidades.

Tras conocerse la noticia de la salida de Lorenzetti de la presidencia del máximo tribunal del país, Carrió recordó: "Yo lo vengo denunciando desde el gobierno de Cambiemos y desde antes, desde hacía 10 años".

"¡Gracias a Dios! Terminó la impunidad y la extorsión. No es más presidente, que es quien administra la Corte. ¡Es un milagro! ¡No sabía que podía ocurrir!", enfatizó.

Carrió habló con la prensa al salir de la Bolsa de Cereales, donde participó del Congreso Internacional de Cooperativismo Agroindustrial, junto al presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto.

Una de las referentes de Cambiemos, había denunciado judicialmente en varias oportunidades a Lorenzetti y también había pedido su juicio político en la Cámara de Diputados sin suerte.