El Poder Ejecutivo -a través del decreto 132/2020- limitó designaciones en el Estado y hará una revisión de los puestos actuales. La medida es por un plazo de seis meses y tiene, por sobre todo, objetivos económicos. Exceptúa a la AFIP, el Servicio Penitenciario Federal y las universidades, entre otras dependencias

Con la firma de Alberto Fernández, Santiago Cafiero (jefe de gabinete), y Martín Guzmán (Economía) en el Boletín Oficial se detalló que el Poder Ejecutivo impuso las "restricciones en materia de designaciones y contrataciones" ante la "necesidad de utilizar estratégicamente los recursos públicos y su asignación para hacer efectiva la gestión, así como para conformar adecuadamente las plantas de personal".

Este es el decreto publicado en el Boletín Oficial. 

Las áreas afectadas por la medida son la Administración Nacional y los entes públicos, aunque fueron excluidas la AFIP, el Servicio Penitenciario Federal, las universidades nacionales y las Fuerzas Armadas y de Seguridad. En el texto oficial, el gobierno afirmó que busca "priorizar" la prestación de los servicios a cargo del Estado nacional, "en especial, de los necesarios para la atención de los sectores más vulnerados".

De todos modos, se aclaró que "dichos procedimientos y límites no deben ir en desmedro de la posibilidad de realizar designaciones y contrataciones de personal cuando se cumplen las condiciones de necesidad, presupuesto o estratégicas, ni deben obstaculizar la necesidad de cubrir cargos esenciales".

Asimismo, el decreto indica que durante los 180 días en que se congelan las incorporaciones la Secretaría de Gestión y Empleo Público deberá realizar un informe en el que consten las dotaciones de personal que conforman la planta permanente y transitoria, así como también del personal contratado en sus diversas modalidades de los organismos del Sector Público Nacional a los fines de "contar con la información adecuada para optimizar la gestión de gobierno".

Pese a que asumió hace dos meses, al gobierno aún le quedan unos 300 funcionarios sin designar en distintas áreas del Estado.