La situación del diputado opositor Fernando Iglesias se complica cada vez más. A sus dichos polémicos sobre la visita de la actriz Florencia Peña a la Quinta de Olivos y el pedido para que sea expulsado de la Cámara baja por sus reiterados ataques a las mujeres, se le sumó la ampliación de una denuncia judicial.

En las últimas horas, el diputado oficialista Rodolfo Tailhade informó sobre cuentas en el exterior que se le atribuyen a Iglesias, imputado por el delito de enriquecimiento ilícito. Son cuentas bancarias que, según el denunciante, nunca fueron consignadas en las declaraciones juradas que el legislador de Juntos por el Cambio presentó en su carácter de funcionario público.

Tailhade dijo haber tomado conocimiento de una operación bancaria que constituye una clásica maniobra de fuga de divisas, por la que Iglesias remitió desde su cuenta en el Banco Ciudad en Buenos Aires a una cuenta también propia en un banco español -aún no identificado-, la suma de U$S30.560,75.

De acuerdo con la denuncia judicial, esta operación se realizó en noviembre de 2016 y la entidad que canalizó la operación de fuga es el banco alemán Commerzbank, a la que Tailhade pidió que se libre oficio para que aporte toda la información pertinente. Según el diputado oficialista, Iglesias giró esta suma a una cuenta suya en España que nunca declaró.

Claro que la historia no se termina ahí: Tailhade también pidió investigar una nueva operación bancaria de Iglesias. En este caso, otro giro al exterior desde su cuenta en el Banco Ciudad a una cuenta desconocida, por U$S17.921, en junio de 2019.

Cafiero pidió que se sancione a Iglesias

Al margen de esa denuncia judicial, el jefe de Gabinete avaló el pedido de expulsión del legislador opositor de la Cámara de Diputados por sus ataques reiterados a las mujeres y señaló que hay que analizar si "cabría algún tipo de sanción" en el Congreso.

"Es muy penoso, todo lo que salió forma parte del discurso del odio, el enojar más a la gente. La oposición genera noticias falsas y después la realidad lo va aclarando todo", consideró Cafiero este miércoles en declaraciones radiales. Además, opinó que las declaraciones de Iglesias y su colega Waldo Wolff forman parte "de una derechas reaccionaria antidemocráticas que está surgiendo en todo el mundo y tienen su expresión en la Argentina".

Ayer, un grupo de 15 diputadas, encabezadas por Gabriela Cerruti, presentó un pedido de exclusión en la Cámara de baja contra Iglesias por su actitud "violenta contra las mujeres" y sus dichos "misóginos" hacia la actriz Florencia Peña por su visita a la residencia de Olivos.

Iglesias había cuestionado a través de su cuenta de Twitter la visita que la actriz realizó en mayo del año pasado a la residencia de Olivos, en el marco de las reuniones que el Presidente mantuvo con representantes del ambiente artístico para analizar la situación del colectivo de actores. El diputado de JxC se refirió a ese hecho como un "escándalo sexual", lo cual generó los rechazos de diferentes sectores, incluso de su mismo espacio político.

El repudio de Vidal

Anoche, la precandidata a diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires de Juntos por el Cambio insistió en su rechazo a las descalificaciones de Iglesias hacia Florencia Peña y y aseguró que, “como mujer” no puede “acompañar esa manera de expresarse”.