Ambas CTA acordaron que llevar a cabo el próximo 24 de septiembre, con extensión al martes 25, un paro de 36 horas en la cual habrá una movilización a Plaza de Mayo. El mismo se acoplará a la medida de fuerza anunciada por la CGT.

El anunció se hizo en la sede de su central ubicada en el barrio porteño de San Telmo,  Hugo Yasky y Pablo Micheli, junto a otros referentes de las partes Trabajadores y Autónoma, más representantes de Agtsyp, Ute, Suteba, Ate, Conadu y la FeTIA.

Al tomar la palabra, el secretario general de la CTA de los Trabajadores dijo: "Vamos a estar movilizados, parando, en pie de lucha junto a los trabajadores que resisten los despidos y este plan sistemático de hambre. Vamos a estar movilizados frente al congreso para cuando se trate el Presupuesto, el Presupuesto del Fondo Monetario Internacional, que es la profundización del ajuste, del recorte, del hambre".

Tras anunciarlo en conferencia de prensa, Yasky subrayó más tarde: "Haremos un paro de 36 horas el lunes 24 de septiembre con una movilización a Plaza de Mayo. Va a ser un paro activo en el primer tramo y después vamos a desarrollar en consonancia con el resto del movimiento obrero la continuidad del paro".

En tanto comunicó: "Vamos a estar movilizados, parando, en pie de lucha junto a los trabajadores que resisten los despidos y este plan sistemático de hambre. Vamos a estar movilizados frente al congreso para cuando se trate el Presupuesto, el Presupuesto del Fondo Monetario Internacional, que es la profundización del ajuste, del recorte, del hambre".