Por Javier Carrodani
@javiercarrodani

Sin novedades respecto de las candidaturas que restan por definirse, la fórmula presidencial de Consenso Federal realizó este miércoles una suerte de presentación en sociedad en la Capital Federal, donde Roberto Lavagna ratificó su convicción de que "la sociedad no está polarizada" y que "ésta es la alternativa frente a la vuelta del pasado o la continuidad del presente". El economista y precandidato a presidente por el espacio estuvo acompañado por su vice, el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey; ademas del gobernador santafesino, Miguel Lifschitz, y la dirigente Margarita Stolbizer, estos últimos como referentes del socialismo y del GEN, dos de las fuerzas que integran la coalición junto a expresiones peronistas que conducen los mencionados Lavagna y Urtubey.

El contacto de los dirigentes con la prensa se realizó en el local de campaña inaugurado días atrás por el propio Lavagna. La primera consulta apuntó, obviamente, a los nombres de los precandidatos a gobernador y vice bonaerenses, a jefe de gobierno y vice porteños y a los cargos legislatiivos a nivel nacional de ambos distritos. "Quedan 72 horas y las mesas de las respectivas jurisdicciones están consensuando la integración de todas las candidaturas. Habrá que esperar un poco más", se limitó a decir Lavagna. Sobre esto, Urtubey agregó: "No esperen que de este grupo de dirigentes que ven acá salgan los nombres, porque el objetivo es que los dirigentes de cada distrito puedan acordar la conformación de las listas".

Consultados sobre la utilidad de las próximas PASO ante la certeza de que ningún frente tendrá competencia interna a nivel de presidente y vice, Stolbizer recordó que "en los últimos años presentamos un proyecto de reforma política que incluía los sistemas de votación, y se llegó a discutir en el Congreso, pero finalmente los bloques mayoritarios decidieron no cambiar nada y ahora estamos ante esas PASO que no tienen sentido y le insumirán al Estado miles de millones de pesos que terminarán en la basura".

Por su lado, Lifschitz fue consultado por la declaración de Miguel Pichetto en el sentido de que la derrota socialista en Santa Fe debilitó las chances de Consenso Federal. "Con el mismo criterio, Cambiemos quedó mucho peor, ya que quedó tercero, lejos y en varias provincias le fue igual", aseveró el gobernador, para añadir que "el 36% que sacamos representa un fuerte apoyo a la fórmula Lavagna-Urtubey".

Finalmente, el precandidato presidencial reiteró que "en los últimos ocho años el país entró en un estancamiento económico y sufrió la salida de 200.000 millones de dólares" y responsabilizó al kirchnerismo y al macrismo de esa situación, por lo cual planteó que "no nos quieran imponer eso del voto útil, acá hay otra alternativa de futuro mejor para los argentinos".