El presidente Mauricio Macri se despidió este sábado del gobierno con un acto en Plaza de Mayo, donde saludó con un "hasta pronto"; instó a la gente a "no estar angustiada" por lo que viene pues "es un paso más de aprendizaje y crecimiento hacia el futuro" y exhortó "cuidar a la querida Argentina para que no la roben, no la maltraten, no la estafen ni la descuiden nunca jamás".

Al hablar a una multitud desde un escenario colocado en la plaza, apenas a unos metros de las vallas que rodean la Casa Rosada, Macri instó a "defender la democracia, la calidad institucional y nuestras libertades" y prometió a su sucesor, Alberto Fernández, que "puede confiar en que después de mucho tiempo va a encontrar una oposición constructiva y no destructiva".

LEÉ TAMBIÉN: Una multitud le dice adiós a Macri bajo el lema "más juntos que nunca"

"Me da tristeza ver que muchos de ustedes están angustiados acerca de lo que viene. No tenemos que estar angustiados, es un paso más de aprendizaje y crecimiento hacia ese futuro que todos deseamos", sostuvo Macri, mientras la gente decía "sí", admitiendo que tenía ese supuesto temor.

Macri, de camisa celeste arremangada y pantalón azul, estuvo acompañado en todo momento por su esposa, Juliana Awada, que lucía un vestido largo color violeta con incrustaciones plateadas, y el senador peronista y ex candidato a vicepresidente Miguel Angel Pichetto, vestido con un ambo azul y camisa celeste.

Macri se despidió ante una multitud.  (Hernán Nersesián/Crónica)

Los tres se asomaron al balcón de la Casa Rosada cerca de las 18.45, tras unos breves saludos donde hubo ovaciones a Macri y Pichetto (a quien el primer mandatario alzó el brazo izquierdo) y la entonacón del Himno Nacional, descendieron por las escaleras a la calle y se dirigieron al escenario desde el cual el jefe de Estado habló unos diez minutos.

Tras iniciar su mensaje con un "buenas tardes, argentinos" y varios "gracias de corazón", Macri sostuvo que "me guardo tantas cosas que hemos vivido juntos que me va explotar este corazón, que es más de ustedes que mío".

LEÉ TAMBIÉN: Macri se despide de sus seguidores en Plaza de Mayo

Agradeció además por "acompañar estos cuatro años de transformaciones poniendo todo" e hizo "una mención mención especial a las mujeres que se movilizaron de manera impresionante en estos cuatro años".
"Los miro, los siento y los escucho y lo único que hago es reconfirmar que los argentinos estamos hechos de corazón y pura fuerza
", aseveró.

La despedida de Macri en Plaza de Mayo (Hernán Nersesián/Crónica)

El primer mandatario dijo que siente "tristeza sin duda por no seguir trabajando juntos en esas reformas que el país necesita", pero destacó que "somos más los que vemos la realidad de otra manera, ligada a la verdad, al respeto, al trabajo; estamos cada vez más juntos para defender las cosas que hemos logrado y defendernos si alguno quiere abusar".

Macri sostuvo que los años de su gestión "fueron más difíciles de lo que imaginé, con mucho palo en la rueda, pero logramos muchas cosas. Y terminamos con el ciclo permanente de terminar en el mismo lugar y no poder avanzar", en aparente alusión a la finalización de un gobierno no peronista democrático en casi 100 años.

LEÉ TAMBIÉN: Macri a los granaderos de la escolta presidencial: "Siempre sentí su afecto y su respeto"

"Le quiero decir al presidente electo que va a encontrar después de mucho tiempo una oposición firme y severa que va a defender la democracia, la calidad institucional y nuestras libertades", enfatizó.

"Lo único no negociable son nuestras libertades, por eso también todos queremos una justicia independiente, que se base en la ley, en los procedimientos, en las pruebas, como siempre tiene que ser y no en los discursos políticos", aseveró también en referencia a la declaración reciente de la ex presidenta Cristina Fernández en el juicio en su contra.

La despedida de Macri en Plaza de Mayo (Hernán Nersesián/Crónica)

"Todos queremos justicia, tenemos que cuidar a nuestra querida Argentina de que no la roben, no la maltraten, no la estafen ni la descuiden nunca jamás", exhortó, y llamó a estar "ahí para custodiar los avances que hemos hecho y la libertad...viva la libertad!".

También reiteró que "somos una alternativa sana de poder que representa a millones y millones de argentinos que nunca jamás se van a volver a resignar".

Añadió que "tenemos la fuerza de gente de paz que rechaza la violencia pero no se va a dejar llevar por delante, esos somos nosotros".

Asimismo, envió un mensaje a la juventud: "A nuestros queridos jóvenes les pido que participen, sean protagonistas, no tengan vergüenza de expresar sus ideas y opiniones. La sociedad argentina tiene la tarea de abrirles espacios en los lugares de decisión".

Hacia el final dijo: "Gracias a todos ustedes, por tanto amor, por tanta convicción; gracias al equipo de gobierno maravilloso que me acompañó; gracias a todos los que integramos Juntos por el Cambio, a mi mujer por siempre estar, a mis hijos, a mis amigos, a Miguel (Pichetto) que llegó al final y se transformó en un baluarte"

En el corolario de su discurso aseveró que "estamos acá más juntos que nunca, más comprometidos que nunca, sin miedo, con fortaleza; estamos acá por la República, el respeto de las leyes, por nosotros y nuestros hijos. Los abrazo con todo mi corazón, los amo con locura. Hasta pronto porque esto recién comienza".

Ver más productos

San Francisco de Sales, en el recuerdo la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a san Francisco de Sales

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos