Con los elevados índices de inflación de los últimos meses como telón de fondo, el ministro de Economía, Sergio Massa, y el secretario de Comercio, Matías Tombolini, recibirán a directivos y representantes de empresas que producen artículos de consumo masivo. El encuentro se realizará este miércoles por la tarde, en el Palacio de Hacienda.

Según fuentes ministeriales, el propósito de la reunión es dialogar sobre el estado de situación en materia de precios. Los funcionarios también quieren escuchar de primera mano diversos aspectos de la actualidad del sector, como stocks e importaciones.

Por esa razón, no se descarta que del encuentro participen también representantes del Banco Central, para tomar nota de las posibles demoras burocráticas que puedan incidir en la falta de insumos. Desde esa entidad también quieren saber cuál es el impacto que las últimas subas de tasas tuvieron en las estructuras de costos de las empresas.

En el entorno de Massa explican que a la cuestión se le asigna mucha importancia y por eso el propio ministro participará del encuentro.

Inflación y precios: el cuadro de situación

Por su parte, Tombolini insistirá en la visión que ya les dejó en claro a directivos de otros sectores, sobre la importancia de recuperar los precios como referencia para las actividades cotidiana. La idea es marcar una hoja de ruta con un conjunto de objetivos que, en el corto plazo y según un cronograma establecido, permita dar estabilidad de precios en los principales artículos de consumo popular.

 

 

Otros sectores de la economía ya tuvieron reuniones de este tipo. Se destacan la de Massa con dirigentes de la Mesa de Enlace de entidades agropecuarias, en la que se barajaron distintas modificaciones al régimen del “dólar soja”; la de Tombolini con el sector lácteo, para aumentar la oferta de esos productos en el programa Precios Cuidados; y la del secretario de Comercio con laboratorios, en las que se acordó retrotraer los incrementos de precios registrados en algunos medicamentos en las últimas semanas.

 

 

 

Los encuentros se dan en el marco de una fuerte oleada inflacionaria. En julio, el índice de precios al consumidor subió 7,4%, para acumular 46,2% en el año y 71% interanual.

Sin embargo, a diferencia de meses anteriores, el estratégico rubro de Alimentos y Bebidas no alcohólicas (el que más incidencia tiene en la cifra final, porque ocupa el 26% de la canasta relevada por el Indec) subió 6%, por debajo del promedio general. Esto evitó que el impacto en los sectores de menor poder adquisitivo, que concentran sus compras en bienes de este tipo, fuera aún mayor.

Ver comentarios