La defensa de Milagro Sala confirmó que presentará un recurso de casación para lograr anular la revocación de la prisión domiciliaria dictaminada por la Cámara de Apelaciones de Jujuy, que ordena que la dirigente kirchnerista vuelva a ser trasladada al penal de Alto Comedero.

Elizabeth Gómez Alcorta, integrante del equipo de abogados de la jefa de la Tupac Amaru, ratificó que van a "recurrir en casación cuando tengamos los fundamentos" de la revocación del arresto preventivo del que Sala goza desde hace un mes.

En rigor, la Cámara de Apelaciones de Jujuy dio a conocer a última hora de anoche los argumentos de su decisión al señalar que "la resolución de la CIDH no es vinculante" y que Sala "no cumple con ninguna de las condiciones establecidas en el Código Penal que justifique el beneficio de la domiciliaria".

"Y otorgándosela se viola el principio de igualdad ante la ley en perjuicio de todas las personas detenidas", añadió el tribunal integrado por Néstor Paoloni, Emilio Cattan y Gloria del Portal.

La letrada de la dirigente social, que también es candidata a diputada nacional por el kirchnerismo, advirtió que "en principio, no debería legalmente hacerse efectivo (un eventual traslado de Sala a la cárcel) hasta que la resolución quede firme".

"Milagro debería mantener la prisión en El Carmen hasta que esto quede firme", añadió la abogada por radio 10 en alusión a la casaquinta con pileta que ofreció como propiedad Sala para cumplir la preventiva en causas por intento de homicidio, asociación ilícita, fraude y extorsión.

Y habló Milagro

Esta mañana, por la misma emisora radial, Sala calificó de "fantochada" la determinación del tribunal y volvió a apuntar contra el gobernador jujeño, Gerardo Morales: "Han violado todos mis derechos desde el momento que me han detenido".

"No soportan que no me haya enriquecido, no soportan que no haya negociado con los poderes, no lo hice y no lo pienso hacer; yo no soy ni chorra, ni narcotraficante, ni asesina", alertó la dirigente.

Asimismo, consideró "vergonzante" que el presidente Mauricio Macri "no haya respetado la resolución" 
de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al asegurar que la cambiaron "de una prisión", por el penal de Alto Comedero, a su casa de El Carmen, que equiparó con la cárcel de "Guantánamo".

"Parece una burla a la CIDH que me hagan pasar de una cárcel a otra cárcel. Parece una Guantánamo donde vivo, estoy rodeada de alambres, 26 gendarmes, 24 cámaras. Tengo la tobillera y, a su vez, tengo que salir tres veces al balcón para hacerme ver”, se quejó.

Sala insistió en su arremetida contra la Justicia jujeña y Morales: "Ayer cuando me entero de la notificación dije que una vez más están violando mis derechos", se lamentó.

La dirigente de la Tupac Amaru insistió en defender su derecho de haber preguntado por la aparición de vida de Santiago Maldonado, cada vez que se reportaba ante los gendarmes que custodian la casa donde cumple prisión. “No me callé en la cárcel cuando me decían que no tenía que hablar con los periodistas, mucho menos me iba a callar acá”, esgrimió.

Sala expresó: "Hay otros argentinos que están en peor situaciones que la mía; algunos tienen la libertad, pero no tienen que darle de comer a sus hijos, no tienen trabajo o no tienen dinero para enviar a la universidad a los hijos. No me voy a callar nunca, así me he enfermado, así yo he vivido toda la vida".

Fuente: DyN