Por Roberto Di Sandro
El Decano
72 años en la Casa Rosada
rdisandro@cronica.com.ar

Una tarea sin pausa

Cinco días en plenitud al frente del gobierno. Alberto Ángel Fernández se sentó en el Sillón del Poder el último miércoles 11 del presente y no paró de dar entrevistas. La Casa Rosada se llenó de figuras representativas de todos los sectores y desde allí surgen, ya, medidas que se pondrán en práctica de inmediato: algunas a través de decretos y otras, por envíos rápidos al Congreso de la Nación.

Dispone de un conjunto de disposiciones para bajar los precios; de elementos contundentes para terminar con el hambre y de otros dispositivos que fueron acordados durante la campaña electoral.

Alberto, en constante contacto con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, redobla los esfuerzos para aliviar la situación de la gran mayoría del pueblo. Los movimientos del mandatario son imparables. No hay agenda previa a nada y sólo se puede advertir que el propio Fernández llama a quienes desea consultar sobre la marcha. “Muy parecido a lo que hacía el extinto presidente Néstor Kirchner, alegan los que están cerca. Los problemas alcanzan a los periodistas que recorren de punta a punta la entrada de Rivadavia para saber quién entra o quién sale.

Seguramente, dentro de poco tiempo, el conductor de la Secretaría de Prensa, de Comunicaciones o como se denomine, Juan Pablo Biondi, procurará organizar y emprolijar el encuentro con la prensa y sus respectivos agregados. Se ve muy activo el paso de visitantes hacia la Presidencia, en el primer piso, como el de planta baja, donde funciona el Ministerio del Interior.

El próximo miércoles se aguarda una relevante reunión en la Rosada: se entrevistará con Fernández el cuerpo máximo de la Iglesia Católica. Desgranamos a continuación todo lo que pudimos ver y constatar hasta el momento de los primeros días del nuevo conductor del país.

“El pueblo no paga más”

Esta frase surgió en una reunión de gabinete económico con el Presidente. Hace sólo algunas horas, cuando Alberto Fernández convocó a los funcionarios en la Rosada. Poco antes de las diez de la noche y, allí nomás, todos con lápiz, cuaderno y las agendas técnicas que ahora dominan a la humanidad, escucharon las palabras del mandatario. Y algunas concretas y directas del nuevo ministro de Economía, Martín Guzmán. Palabras más palabras menos, “el pueblo no tiene por qué pagar otra vez un préstamo que nos volvió a meter en problemas”, se escuchó.

El Fondo Monetario Internacional ( FMI) deberá escuchar cuál es el plan del gobierno popular, por lo que habrá una misión que viaje próximamente a los Estados Unidos. Sin embargo, hay directos contactos telefónicos entre la jefa del organismo, Kristalina Georgieva, con el Presidente y el ministro. La Argentina no negociará, por ahora, lo que falta pagar del crédito. “Lo más importante, en este momento, es que se busque una solución a los problemas económicos internos que afectan a la población”, aseveró Fernández, apoyado por todos los ministros.

Los reencuentros

El tiempo pasa y uno está en el mismo lugar. Por eso, en la hora del reencuentro, se pudo advertir instantes emotivos. Caso de este cronista con Gustavo Beliz, ahora secretario de Asuntos Estratégicos y algo más. El hombre, siempre claro y preciso, nos dio la bienvenida en uno de los pasillos oficiales. Fue ministro del Interior dos veces: primero con Carlos Menem y luego, con Néstor Kirchner. Siempre claro y preciso en sus afirmaciones y sus ideas. Siempre pensando en el progreso del país a través de estrategias y leyes correctas y transparentes. Hubo un gran abrazo y una promesa de contactos periodísticos en el momento en que sea necesario.

Por allí pasó el doctor Alberto Iribarne, a quien recordamos, y otros que conocen la tarea de los cronistas acreditados. De pronto, un encuentro sumamente sensible: camino hacia Presidencia, una joven y elegante figura que marcha asediada por familiares y amigos. Su nombre: Santiago Cafiero. Es el actual jefe de Gabinete. Miró y se aproximó. Este cronista asistió a la asunción de su abuelo, Antonio, en 1952, designado por Juan Domingo Perón. En ese instante recordamos que, en aquella oportunidad, después del juramento como ministro de Comercio, le hicimos el primer reportaje. Ahora se lo vamos a realizar, en su momento, al nieto. “Son años”, decía el gordo Jorge Porcel en sus programas tan exitosos. Después saludamos a otros que recalaron en el mismo edificio durante los doce años de los gobiernos K.

Gran recorrida

Alberto Fernández, el vigésimo sexto mandatario que vi asumir, recorrió toda la Casa Rosada. Recibió el aprecio de todos. En su “hábitat” permanente observó que faltaba el aire. Alguien que para el humor irónico y crítico es imparable, acotó: “Y bueno: en cuatro años no sólo faltó aire en este despacho, sino en todo el país”. Sonrisas suaves y aceptables en los rostros dieron motivo a seguir caminando.

En el comedor le sirvieron de todo y, después de la bienvenida de todos, el Presidente tuvo la gentileza de saludar al más “antiguo”. Hice una sola apreciación: “No deje de venir a la Sala de Periodistas. Sólo queremos información”. Sonrió y con firmeza apuntó: “Prometo”. Después Juan Pablo Biondi -lo llamamos directamente el “vocero”- se aproximó a la Sala y dijo palabras muy satisfactorias para el grupo de cronistas acreditados, a las cuales sumó también invitación para todos aquellos que soliciten una entrevista. En la gran recorrida del Presidente, se encontró con muchas caras de su primer paso por la Rosada, allá por 2003, cuando ejerció, al lado de Kirchner, la Jefatura de Gabinete.

Agenda a confirmar

Los gobernadores de varias provincias pasaron por la Rosada. Pero ahora se espera una gira del Presidente por todo el país. Se está delineando. También están en carpeta -no en agenda todavía- entrevistas con la CGT, representantes empresarios y diferentes organizaciones gremiales que integran grupos cuyos solo deseo es hablar con el Presidente. “Las puertas están abiertas”, insisten en señalar los que lo rodean y surgen también de boca del propio nuevo conductor de la Nación.

¿Se integrará esta vez?

Hay un organismo que hace años viene mencionándose cuando asume un nuevo gobierno o cuando hay reelección. Es la composición del Consejo Económico y Social. Hasta las últimas horas de la campaña electoral, el gobierno ganador intentó que fuera uno de los jefes de dicho organismo Roberto Lavagna. No pudo atraerlo a la actual administración como ministro de Economía. Ahora, Alberto Fernández insiste en tenerlo cerca en esta oportunidad.

El Consejo Económico y Social es un proyecto que tiene entre manos el Poder Ejecutivo y se piensa que en cualquier momento puede entrar en vigencia, “siempre y cuando nos pongamos de acuerdo, dentro del disenso, en los próximos meses”, recalcó una figura muy cercana al Presidente. Justamente de allí podrían salir las soluciones en cuanto a precios y salarios, ya que con un debate amplio y transparente pueden nacer medidas que pongan país en marcha, siempre controladas las áreas que se integren y donde estén presentes “a full” representantes de cada uno de los sectores en los que la actividad le da vida al país, se resalta en cada palabra de un núcleo de funcionarios insertados en el nuevo gobierno.

Vale la pena decir que el Presidente anota en su cuaderno todo lo que se conversa, pero hace más destacable todavía la presencia de temas que privilegian en absoluto el curso de la nueva administración: salud, educación, producción y trabajo. Son cuatro ítems que brillan en el cuaderno de cada entrevista presidencial. Eso es lo que me datearon algunas voces muy aproximadas a la acción gubernamental.

Justamente, Sergio Berni, el nuevo ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, el otro día, hablando con los periodistas, aludió no sólo a la seguridad, sino a esas trascendentes áreas, impactó con una frase que quedará grabada para siempre: “Esto lo arreglamos entre todos o no lo arregla nadie”. Sin duda, eso que dijo el general Perón se reitera en boca de todos. En el final de nuestra habitual columna: mañana se aguarda una conferencia de prensa sumamente importante sobre el Plan contra el Hambre delineado por el presidente de la Nación.

Volveremos en siete días y, después de unos días de descanso, en enero otra vez en Crónica HD los días sábados. Chau.