Por Roberto Di Sandro
El Decano
72 años en la Casa Rosada
rdisandro@cronica.com.ar

Desarrollo a la vista

Se crea el Consejo Económico Social para el Desarrollo, que comenzará a movilizarse a partir del martes próximo. Se anunció en Olivos luego de reuniones que mantuvo el presidente Alberto Fernández con la Unión Industrial Argentina ( UIA), la Cámara Argentina de Comercio (CAC) y otros sectores empresarios; así como la Confederación General del Trabajo ( CGT) y el agregado relevante de la franja científica del país.

A este organismo, que se constituyó hace años y que fue atravesando diversos gobiernos, ahora se le agregó el término “Para el Desarrollo”; y debido a la grave situación imperante en el mundo por la aparición del coronavirus, incorpora a especialistas de la medicina para “aunar opiniones sobre el presente y el futuro del país en todas sus fases”. Tal revelación fue confirmada en declaraciones a la prensa por uno de los titulares de la CGT, Héctor Daer, tras la entrevista de la central obrera con Fernández.

Estos días en Olivos fueron impactantes. Encuentros, definiciones, broncas y muchas otras alternativas surgidas de ciertas desprolijidades observadas que oscurecieron por pocos momentos la gran tarea de solidaridad existente en todos los sectores.

La “multitud” de jubilados que se generó el primer día para el cobro derivó en la ira directa del propio mandatario. Llamó a los responsables, Miguel Pesce, Alejandro Vanoli y Sergio Palazzo, para retarlos en alta voz, cosa poco común en el jefe de Estado.

Después comenzaron a circular rumores sobre las renuncias de los dos primeros, situación que horas más tarde descartó el presidente Alberto Fernández al decir “no es momento de echar a nadie”.

El martes, Olivos se convertirá en el centro de una reunión de trascendencia a través del Consejo mencionado y la opinión de nuevas figuras que tienen un primerísimo papel en esta lucha contra el flagelo, pero también que convergen en opinar sobre nuevas disposiciones que deben adoptarse en el ámbito socioeconómico sin dañar la situación de la gente, sobre todo la de aquellos sectores calificados como vulnerables.

Este dato y otros que nuestro diario obtuvo en el curso de la semana que termina son registrados en los siguientes segmentos, algunos de los cuales son exclusivos de Crónica

Tono desacostumbrado

Vista a través de la televisión la desprolijidad del primer día de pago a los jubilados, el Presidente montó en cólera. Mandó a llamar de inmediato a los titulares del Banco Central y de la Anses, Pesce y Vanoli. Allí hubo un tono de voz desacostumbrado en Alberto Fernández, quien no echó culpas, pero sí mostró su disconformidad con el verdadero desparramo que se produjo en las grandes colas y se tomó la cabeza por los apretujones y acercamientos que sin duda pueden provocar contagios.

Al propio tiempo, llamó por teléfono a Palazzo, titular de los gremios bancarios, para hacerle conocer su disgusto. Los dos primeros recibieron una reprimenda del mandatario, mientras que Palazzo reconoció los errores y a la vez, recibió ciertas sugerencias para poner en práctica en horas venideras.

Por un momento, el Presidente se olvidó de los halagos que estaba recibiendo por su cumpleaños número 61 y movilizó a todo el gabinete para llegar a Olivos y tomar medidas. En el siguiente bloque de ésta página agrupa todo lo previsto, lo imprevisto y lo que no es pero será, con el correr de las horas.

Como Mostaza Merlo

Nada de preámbulos. Vamos directo a “todo” lo que escuchamos:

1) Hay dos millones de jubilados que no saben cómo se usa una tarjeta. Sugerencia inmediata de los que tienen experiencia: “El gobierno debe crear trabajo. Nombrar -o si son privados, que lo hagan- a un núcleo experimentado de personas que saben y buscan trabajo, para acompañar a los ancianos en esa tarea”; basta de tantas grabaciones en diferentes espacios del quehacer nacional: poner conmutadores con "seres de piel y hueso (telefonistas) y darles trabajo a los que lo necesitan y saben desenvolverse”. Un funcionario actualizado y del gobierno “admitió la sugerencia”. Hasta dijo: “Basta de tanta tecnología. Somos un país emergente, no desarrollado y por eso necesitamos más mano de obra para dar trabajo”. Así sucesivamente se escucharon muchas voces respaldando la idea.

2) Claridad de conceptos: es la del vicedirector ejecutivo del PAMI, Martín Rodríguez, quien, siguiendo directivas de su titular, Luana Volnovich, explicó en detalle una serie de medidas que adopta la entidad en un reportaje de “Hola, Ciudad” en AM 650. Aquí cabe mencionar al equipo de prensa presidido por Roxana Varone junto con Nicolás Segovia, quienes abren las puertas constantemente a la prensa, y realzar a todo el personal de la entidad, sin distinción de roles, que día a día se esfuerzan para cumplir un deber impostergable: ayudar a los ancianos.

3) El Presidente, en un reportaje, habló de hacer las cosas con calma y prolijamente en estos momentos. Hasta aludió a un excelente ex jugador, ex entrenador y excelente persona: Reinaldo “Mostaza” Merlo. Allí afirmó: “Todo ‘paso a paso’, como dice Merlo”.

4) El Banco Provincia informa constantemente. Aludimos a este hecho porque la difusión es sumamente ponderada en estos días. La atención al público, decía el subgerente departamental Marcos Ariel Hernandez, “es constante y el esfuerzo de todo el personal es permanente”. Como en TV, un breve corte y en el siguiente bloque se encontrará con más versiones, que se concretan algunas y otras no, y por supuesto, ciertos rumores irreales que luego dejan de serlo.

No es momento

Siga enterándose señor lector:

5) “No es momento”, respondió el Presidente cuando le preguntaron sobre la renuncia o pedido de renuncia, tanto a Pesce, el presidente del Banco Central, como a Alejandro Vanoli, de la Anses. Después habló de otras cosas. Hasta de fútbol, respecto de lo que se limitó a contestar con cierta sonrisa sobre Maradona y Riquelme, pero puso el dedo en el centro de la sociedad al elogiar constantemente a los médicos y a todo el personal alineado en la ciencia, como aquel que cumple tareas en otros sectores del quehacer nacional.

Sobre el elogio a Hugo Moyano sólo se limitó a decir: “Siempre ayudó. Lo hizo inclusive cuando comenzó el gobierno de Kirchner”. Pero fue rotundo al responder con un “no” altisonante en lo que hace a intervenir las clínicas privadas. “Sólo podemos pedir unas camas por una tarea de conjunto con esas áreas”, recalcó.

6) Las versiones. Ejemplo: el desagrado de la CGT porque recibió a Hugo Moyano y lo elogió y a “nosotros”, así dijo el rumor, “le pedimos varias veces audiencia y nunca nos recibió”. Lógico, nos referimos a la entrevista Fernández-CGT. Se hizo, por supuesto, el otro día.

Nos acordamos de que hace algún tiempo, en nuestro programa televisivo, pedimos una entrevista con el Presidente y las respuestas fueron estirándose, aun cuando algunos otros programas tuvieron más fortuna. Seguimos. Daher no le dio ninguna importancia al contacto con el camionero, aun cuando que en su momento hubo bronca.

7) Lo que preocupó al gobierno, pero después se disipó, era cierto miedo a las amenazas de rebelión física. Ahora las cosas se aclararon, luego de entrevistas con los empresarios y los sectores obreros organizados. “Los que hicieron correr la versión son gente de la oposición”. Final de todo esto, aun cuando seguirán pululando por los aires rumores que son imparables. Los legisladores, algunos y ciertos sectores de la Justicia están dando sus sueldos. El pedido de que lo hagan fue hecho. Quizás lo cumplan todos. Hay más exclusividades.

Teléfono y carta

Dicen que no, pero sí. Se volvieron a comunicar Mauricio Macri y el presidente Fernández. El primero llamó sólo para decir que desde el PRO solicitaban una conversación y luego enviaron una carta donde no sólo sugieren otras medidas para la lucha contra el virus, sino también de “tipo económico” en este momento “crucial que vive el país”.

En el diálogo telefónico, se saludaron y la solicitud fue para una entrevista por videoconferencia, que hasta el momento de escribir estas líneas no teníamos conocimiento de que se hubiera concretado.

Crónica se enteró: el Presidente no quiere saber nada con el default. De allí que se está hablando con los bonistas y, por supuesto, con el FMI. De pronto, surgió una versión, confirmada hace muy poco, de que junto con el ministro de Economía, Martín Guzmán, se suman, para un “estudio bien profundo” y de conocimiento detallado al Presidente, Gustavo Beliz, el ministro de la estrategia, y Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete, nieto de quien fuera uno de los hombres más importantes dentro del peronismo: don Antonio Cafiero.

Hasta dentro de siete días, aquí en Crónica, siempre junto al pueblo.